De líderes y redes sociales.

ImprimirLeía recientemente las habilidades que debe tener un buen líder para moverse como pez en el agua en las redes sociales.

Una buena oportunidad para repasar mentalmente qué sí y qué no, primero sobre nuestros responsables directos o directivos de nuestras organizaciones, y en segundo lugar, sobre nosotros mismos, por aquello de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.

El líder como productor: crear contenido atractivo: producir y compartir vídeos se ha convertido en una herramienta al alcance de todo el mundo. Ya que los vídeos comunicativos son cada vez más importantes, un liderazgo efectivo va a requerir un conocimiento de las herramientas técnicas de la producción digital multimedia como la filmación e incluso la edición de vídeos.

Mira por donde, ya tienen una excusa para venir a las III Jornadas de Vídeos y Salud, jajaja…

El líder cómo distribuidor: aprovechar las dinámicas de la difusión. Los mensajes se retransmiten y se reutilizan a voluntad por los receptores que vuelven a publicar los videos, los retuitean, escriben comentarios en los blogs y usan fragmentos de contenido de otras personas para crear su propia mezcla. Por eso, si los directivos no pueden gobernar y controlar un mensaje una vez entra en el sistema, sí deben tener claro qué puede provocar una vez convertido en viral, cómo se puede modificar y se puede comentar mientras se esparce por las redes.

Del mismo modo es importante la habilidad de crear y mantener un cuerpo de seguidores que ayuden a difundir y reforzar el mensaje. Es crucial saber cuáles son las  personas con influencia en una organización para aprovechar su autoridad y que ayuden a empujar el contenido a través de los canales adecuados.

Esto último puede parecer una indirecta, pero no lo es… o sí, no lo sé.

El líder como recipiente: gestionar el desbordamiento de la comunicación. En las redes sociales la información se comparte y se comenta en cuestión de segundos, y los directores deben decidir cuándo (y cuándo no) deben responder, qué mensajes deberían enlazarse en su blog, cuándo copiar material y mezclarlo con el suyo propio y qué compartir con sus distintas comunidades.

El líder como asesor y director de orquesta: llevar a cabo una utilización estratégica de las redes sociales. El entusiasmo a menudo da mucha fuerza a la tecnología para abarcar distintos silos divisionales y funcionales. Pero sin orientación ni coordinación, y sin las capacidades aquí mencionadas, el entusiasmo por el social media puede acabar siendo contraproducente y causar daños graves.

El líder como arquitecto: crear una estructura organizacional permisiva. Pero bajo las superficies de los organigramas jerárquicos de la organización encontramos otra “organización informal” implícita y menos manejable que siempre ha sido importante y ahora se ve amplificada gracias a las redes sociales. La tarea del líder es casar la responsabilidad vertical con la colaboración en red horizontal de modo que no sean mutuamente destructivas.

El líder como analista: mantenerse en primera línea. Es imperativo estar al día de dichas tendencias e innovaciones emergentes –no solo de sus implicaciones competitivas y comerciales, sino también sobre lo que significan para las tecnologías de la comunicación, fundamentales en la creación de una organización ágil y receptiva.

Pues eso, ¿qué tal has quedado en el repaso? ¿Y tus líderes?

Fuente: Fundació Factor Humá

One Reply to “De líderes y redes sociales.”

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s