Tres señales que no debes pasar por alto.

Image: 'A3 cuadro'.  Found on flickrcc.net
Image: ‘A3 cuadro’.
Found on flickrcc.net

Piensa en el salpicadero de tu coche.

¿Qué pasaría si un día se enciende un pilotito que hasta ahora ni siquiera sabías que estaba ahí? ¿Seguirías conduciendo cómo si nada? ¿Y si es el chivato de la gasolina? ¿No buscarías la gasolinera más cercana?

Pues lo mismo ocurre con tu puesto de trabajo, hay tres señales que cuando se enciendan no deberías dejar pasar por alto.

1.- Simplemente no es sostenible: 

Si es emocional, física o mentalmente agotador acudir cada día a tu puesto de trabajo y esto afecta, incluso, a tu rendimiento, debes abandonar el trabajo. Las causas pueden ser diversas: un mal ambiente de trabajo, un jefe difícil de tratar, demasiados viajes que impiden tener una buena calidad de vida personal, etc.

2.- No se promueve tu desarrollo profesional:

Un trabajo no debería ser sólo cobrar a final de mes, sino que debería ayudarte a desarrollar tus habilidades, experiencias, conocimientos, etc. Un trabajo no te está ayudando a tu desarrollo personal si no te permite adquirir nuevas habilidades, sino no invierte en tí mismo directamente al pagar por tu formación; te ofrecen tutorías con personas que tienen más experiencia que tú, etc. 

3.- Algo mucho mejor te está esperando: 

Hay ocasiones en las que te sentirás tan alejado de tus sueños que no te darás cuenta que la suerte también existe. Quizás en una cena o en una fiesta alguien se te acercará y te comentará que tiene un amigo que busca a alguien como tú. Al final del día, debes pensar que no le debes a tu empresa actual más de lo que ella invierte en ti.

Atento a las señales, luego no digas que no te he avisado!

Fuente: equipos&talento.com

6 Replies to “Tres señales que no debes pasar por alto.”

  1. Bueno recordarlo, aunque no siempre sea posible ni aconsejable el cambio. Habrá que valorar alternativas antes de salir. Elaborar yna estrategia y desarrollar plan B. Pero es bueno leerlo y valorarlo y tenerlo en cuenta. En un día como hoy, que expreses lo que a veces siento, y me ofrezcas una posible salida, me ha animado mucho. Gracias Iraquí.

    Me gusta

  2. Tal y como está la situación en estos momentos, habría que valorar las cosas antes de dejar el puesto de trabajo, ¿no?

    Quizá hablar con ese jefe, intentar cambiar las cosas…si, ya sé que eso. a veces, no es suficiente, pero abandonar, no lo veo yo…¡a no ser que ya tengas otro! Entonces si

    Me gusta

    1. Claro que sí, Inés, si te gusta tu trabajo y crees que puedes salvar la situación de otra manera, es preferible intentarlo, ya lo dicen en el artículo en cuestión, pero cuando ya no hay cera que arder, es preferible cambiar de trabajo antes de que éste acabe con tu salud.

      Gracias por volver a ésta tu casa.

      Besazos!

      Me gusta

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s