La revolución viene de dentro.

Tal como está el panorama, y más si te mueves en entornos sanitarios como yo lo hago, o en la administración pública en general; o te conviertes en un zombie laboral o decides resistirte a la tendencia general, con todo lo que ello implica.

Dos opciones, pero una cosa te digo, hagas lo hagas… ¡ponte bragas! (que dirían algunos, jajaja…); yo prefiero quedarme en cambio con esta foto que me encontraba estos días por facebook:

hagas lo que hagas...Y todo esto al hilo del artículo que leíamos estos días en Expansión.com y que venía a decir que si no queríamos quedar atrapados por el desánimo y la inapetencia de nuestro día a día, o te convertías en emprendedor o te montabas tu propia revolución en plan emprendedor interno.

Por pasos… lo de ser emprendedor no es tan fácil. Por muy de moda que está el “palabro”, ponerse manos a la obra no es tan fácil… prepárate para jornadas interminables y para hacer malabares con tu vida laboral (si decides no soltar amarras del todo), tu vida personal (pareja, niños, amigos…) y tu vida emprendedora. Creedme, sé lo que me digo… mi faceta emprendedora en Osenseis (@Osenseis) me ha enseñado que el día sólo tiene 24 horas, te pongas como te pongas!

Y la otra es, como digo, montarte la revolución en tu propia empresa. Liarte la manta a la cabeza y no sólo por las ideas y proyectos que puedes promover. Pero, ojito, cómo señala Tino Fernandez (@tinofernandez), normalmente, necesitarás (o necesitaremos, que carajo) un caldo de cultivo favorable a la transformación, e introducir esa mentalidad start up cambia muchas empresas. Ningún emprendedor interno puede serlo si su empresa no fomenta el hecho de aprovechar el talento interno de la compañía para que se puedan poner en marcha ideas de negocio sin abandonar la organización.

Me quedo con la frase de Montse Ventosa, en la que nos dice que “es necesario promocionar la diferencia, y no basta con tolerarla. Hay que crearla, animarla y casi adorarla, porque la homogeneidad y el consenso repelen al intraemprendedor”.

¿Y tú cómo lo ves? ¿Ves ese caldo de cultivo en tu organización? ¿A qué esperas para montar tu “propia” revolución?

¿O estás ya cansado de pensar diferente para recibir siempre la misma colleja?

Fuente: Los emprendedores internos revolucionan las empresas,Emprendedores&Empleo, expansion.com

Anuncios

One Reply to “La revolución viene de dentro.”

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s