No te quedes parado!

el-camino-mas-largo-es-quedarse-paradoHoy vamos a recurrir a uno de nuestros temas estrella en lo que llevamos de año, y como sé que me voy a repetir he querido excusarme con un par de citas:

Las citas son una manera de repetir erróneamente las palabras de otro. (Ambrose Bierce)

Repetir es persuadir con más detalle. (Duque de Levis)

Así que ya estáis avisados, nada nuevo bajo el sol, pero si os pasa como a mí, cada vez que leo un artículo sobre consejos para buscar empleo, aunque muchos se repiten, siempre descubres algo nuevo, o algo en lo que antes no habías puesto tu atención.

Sólo espero que esta vez sí deis con el punto clave que os pueda ayudar en vuestro camino… lo más importante: no te quedes parado (en el doble sentido de la palabra).

1. Tener un plan: estrategia

Tener claro quién eres profesionalmente y qué quieres profesionalmente, te ayudarán a saber por dónde debes empezar. No encontrarás nada si no sabes lo que buscas: necesitas un objetivo real. Ponlo por escrito con metas, plazos y alternativas por si no tienes éxito. Y sobre todo, no te olvides que buscar trabajo es un trabajo.

2. Ser diferente: marca personal

Y para ser diferente tienes que ser tú mismo. Nadie mejor que tú sabe lo que puedes aportar a una empresa (y lo que no). No te pases amoldándote a lo que crees que buscan: sorpréndeles con lo que solo tú puedes ofrecerles. Y vuelve a hacerte estas preguntas: ¿qué sabes hacer?, ¿cuáles son tus fortalezas?, ¿en qué te diferencias de los demás? La respuesta sólo la sabes tú.

3. Saber venderse: plan de visibilidad

Toda tu red de contactos (amigos, familiares, conocidos, Facebook, LinkedIn…) deben saber que estas buscando empleo y dispuesto a trabajar. Una vez más, no te quedes parado. Acude a charlas, eventos, talleres… Conocerás a personas que en algún momento podrán serte útiles. Trabaja tanto los canales formales como los informales. Lo que no se vende, no se compra. Eres tu propio asesor de marketing y necesitas más visibilidad.

4. Estar (muy) bien informado

En un entorno cambiante es fundamental estar bien informado. Y tú quieres que tu entorno cambie. Necesitas saber dónde hay ofertas que te interesan (puestos, sectores, ciudades…). Rastrea el mercado: webs de empleo, redes profesionales, prensa, escuelas… Necesitas saber lo que piden, si lo tienes estás de suerte… si no lo tienes, a qué esperas para conseguirlo (recuerda el título del post).

NOTA: en este punto aprovecho para hacer una cuñita. Si eres profesional sanitario, échale un vistazo a mediempleo.com, única web de empleo 100% dedicada al mundosanitario, y donde colaboro con un blog sobre orientación laboral.

5. Aprovechar las redes sociales

Facebook, para que tus amigos te den el “soplo” si ven una oferta que encaja con tu perfil. Twitter, la mejor para posicionarse como voz autorizada en un determinado campo de conocimiento. ¿Cuál es el tuyo? Si lo sabes, empieza a leer sobre el tema y a tuitear lo mejor que encuentres.¡Aporta valor! Y LinkedIn, como titular de tu perfil pon lo que quieres ser y no lo que eres. Únete a grupos de discusión que tengan que ver con tu sector y participa en los debates.

6. Un currículum currado

Un mismo CV no vale para dos ofertas. No hay dos empresas iguales, ni dos vacantes iguales ni dos procesos de selección iguales, por lo tanto, no tienes por qué tener dos cv iguales. Adáptalo a cada proceso de selección con lo que pueda aportar valor a ese puesto, y el resto fuera.

7. Cambiar el chip

No se trata de buscar trabajo sino de contar lo que puedes hacer. Lo que las empresas quieren son personas que puedan ayudarles a mejorar a través de una serie de tareas. Si eres bueno en esas tareas, no esperes a que lo descubran: ¡díselo! Seguro que en tu haber tienes multitud de experiencias que pueden acreditarte.

8. Estar siempre en movimiento

Una cosa es estar en el paro y otra estar parado: nunca te quedes quieto, tampoco cuando consigas trabajo. Formarse no es solo hacer cursos, es vivir experiencias tanto personales como profesionales: así ganarás aptitudes y serás cada vez más fuerte y más valioso. Nunca dejes de buscar lo que quieres.

9. Saber leer una oferta

No te guíes solo por el título: lee todo el contenido en busca de elementos que se relacionen con tu perfil. Desmenuza y analiza la oferta: requisitos, funciones, habilidades, experiencia… y allí donde veas que puedes aportar, ataca!

10. Causar buena impresión en la entrevista

Igual que adaptas tu CV a la oferta, haz lo mismo con tu aspecto y vestimenta: dependiendo del tipo de empresa y de lo que estén buscando, procura adaptarte. Estudia para la entrevista: necesitas saber todo lo posible sobre el sector profesional y sobre ese rol en concreto. También sobre la idiosincrasia de la empresa. Sé natural, empatiza con el entrevistador y muéstrate especialmente motivado.

NOTA: Hoy la canción me vais a permitir que se le dedique a una buena amiga, que cumple años, y además de que sé que le va a encantar, el título nos viene que ni pintado como cierre a este post: Terence Trent D’Arby – A Change Is Gonna Come

Fuente:

  1. Ocu.org: http://www.ocu.org/dinero/desempleo/consejos/buscar-empleo
  2. Otros posts de SobreviviRRHHé! sobre búsqueda de empleo: https://sobrevivirrhhe.com/tag/busqueda-de-empleo/

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s