The Invisible Man.

The Invisible ManOtra semana rara que se acaba, de esas de coitus interruptus, de esas que al final ya no sabes si es lunes, martes o fiesta de guardar, de guardar de todo menos dieta, porque madre mía del amor hermoso… (nada revelador para los que ya me sigáis en Instagram y estéis habituados a mis #postreslight de #instaÑam, jajaja…)

Días festivos que aprovechamos para conectar más con la familia y desconectar de estas vidas virtuales. Y precisamente uno de esos días festivos me fuí con mi #spiderboy (Sergio – 8 años) a ver la peli de Spider-Man 2.

¿Cómo molaría a veces tener super-poderes, verdad? Aunque en las pelis nos los pinten luego como seres trastornados, a mi no me importaría, que te diría yo, tener esa sensibilidad arácnida para detectar los peligros en la oficina, sin ir más lejos.

O ser invisible, ¿quién no ha fantaseado de pequeñito con ser invisible y poder desplazarse por la casa sin ser visto?

¿Y si en vez de ser invisibles en casa lo fueramos en la oficina?

Pues parece ser que hay algunos profesionales que ya lo son, y bastante buenos.

Pocos los conocen; apenas si se sabe dónde está su despacho; no tienen cargo (quizá tampoco despacho); jamás se lucen en las fiestas de la empresa; no hay focos para ellos, ni fama; y no atienden a reconocimientos “mundanos”. Pero de su trabajo, consejo e influencia dependen muchas grandes decisiones de la compañía, cuando no la propia organización. Son los profesionales ocultos…

¿Y si fueras tú uno de esos profesionales invisibles, cuánto tiempo estarías dispuesto a permanecer en la sombra? O por seguir con el simil, ¿cuánto tiempo vas a aguantar sin quitarte la mascara y revelar a todos el super héroe que llevas dentro?

Algunos consejos para ser influyente sin necesidad de tener un cargo reconocido:

Aunque no tengas cargo puedes ser influyente en tu empresa.

La influencia como poder informal generará un cambio positivo en todo lo que haces. Si te apasiona tu trabajo, puedes crear impacto y convertir tu influencia en algo viral. Tu voz genera demanda y tu valor dentro de la organización crece. Así tu talento es descubierto por otras personas determinantes.

Si no eres jefe y quieres influir, el objetivo es convertirte en experto.

Lo primero es saber escuchar, y luego has de dominar las fuentes de información. Haz un benchmarking de lo que tiene que ver con tu negocio; comparte esos conocimientos; y deja una huella personal para que te puedan clasificar de alguna manera. No está de más que te conviertas en un referente en las redes sociales.

Esa capacidad de influencia tiene que ver con la credibilidad.

Es algo que se gana a lo largo de la trayectoria, propio de quien tiene gran capacidad de relación, con quien la gente quiere compartir ideas e información.

Trabaja y fomenta las habilidades de influencia.

Puedes hacer márketing de ti mismo. Pero ten en cuenta que en muchos casos esto está mal visto. Se confunde hacer una promoción de lo que aportas con el hecho de ponerte medallas.

¿Cuántos de estos “Invisible Man” hay en tu entorno laboral? Seguro que tú eres, o puedes llegar a ser, uno de ellos.

Hoy elegimos Queen – The Invisible Man – 2011 Remaster para arrancar la semana con fuerza:

Fuente: http://www.expansion.com/2014/04/28/emprendedores-empleo/desarrollo-de-carrera/1398701905.html 

Anuncios

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s