Tengo una entrevista de trabajo, ¿y qué me pongo?

Tengo una entrevista de trabajo, ¿y qué me pongo?Estamos en plena temporada de la BBC, y no, no me refiero al medio de comunicación, sino a las ya consabidas Bodas, Bautizos y Comuniones que ponen a rebosar nuestras agendas estos fines de semana de mayo y posteriores meses de verano.

Y de la misma manera que decimos aquello de tengo una boda, ¿y qué me pongo?, podríamos aplicar lo mismo a ese momento clave de nuestros procesos de selección y que nos da la posibilidad de incorporarnos de una vez por todas al mercado laboral: tengo una entrevista, ¿y qué me pongo?

¿Pensáis que ir trajeados os hará mejor profesionales? ¿Confiáis más en vuestros colaboradores por el hecho de cómo vayan vestidos? ¿O preferís una cabeza bien amueblada independientemente de su aspecto exterior?

Lógicamente, no estamos hablando de ir en shorts o en chándal a la oficina, no… Tampoco es eso, hacen falta unos mínimos a la hora de vestir, pero ¿realmente hace falta chaqueta y corbata para ser mejor profesional?

En 2012, los profesores de la Northwestern University (EEUU) Hajo Adam Adam Galinsky definieron en un estudio del mismo nombre el concepto de enclothed cognition para describir la influencia sistemática que la ropa tiene en los procesos psicológicos del que la porta. Los profesores llegaron a la conclusión de que los ropajes que asociamos a una profesión concreta hacen que sus portadores estén más concentrados y sean más cuidadosos en su labor, con independencia de que sean verdaderos profesionales del ramo.

Pero lo que realmente más me llamo la atención del artículo fue la siguiente afirmación: la ropa de listo te hace más listo. ¡Toma ya!

Si ponerse una bata de médico te hará creer que eres médico, ponerte una corbata te hará parecer que eres capaz de resolver problemas de gestión, y ponerte un uniforme te hará entrar en trance y convertirte en superpolicía… yo ya me estoy comprando un traje de bombero, a ver si cuando me desabroche la chaqueta me han salido esas tabletas tan bien marcadas que lucen estos “cuerpos” en los calendarios, jajaja…

Precisamente, al hilo (y nunca mejor traído lo del hilo, jejeje…) de este tema, en la tienda online de moda Zalando podemos repasar los mejores looks para una entrevista de trabajo y tener la certeza de que acudimos a la GRAN CITA correctamente uniformados:

1. Escoge un conjunto en función de la empresa.

2. Saluda al entrevistador con un saludo de manos firme.

3. Ten una actitud amable y decidida.

4. Habla alto y claro.

5. Comenta los aspectos relevantes de tu CV.

6. Haz preguntas acerca del trabajo, la empresa y las oportunidades para desarrollarse.

Hoy, como todos los días, terminamos con una canción, un clásico de Nacha Pop – Vistete:

Anuncios

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s