Cosas que nunca pensé llegar a leer…

Nunca pensé llegar a encontrarme con algo así, es más, a estas horas que escribo el post (pasadas al menos 12 horas desde el hallazgo) todavía no sé si reír, llorar, cortarme las venas o dejarmelas largas.

Una vez más, y gracias a Nacho (enfermero 2.0 de pro y gran amigo de esta casa -física y virtual-) nos llegaba esta imagen por twitter:

hospitalsr

Como digo, muchas horas después sigo sin terminar de creerme lo que estoy leyendo, no puedo dar crédito a que haya un hospital que se haya planteado semejante chapuza de estrategia en redes sociales; y me cuesta creerlo tanto por la parte de profesional de recursos humanos de un hospital al que le encantaría que su hospital considerase estrategias de comunicación con sus pacientes y trabajadores a través de redes sociales.

Y tampoco consigo que me entre en la cabeza como usuario muy activo desde hace más de cuatro años de esto que han venido en llamar blogosfera sanitaria, en particular; y redes sociales en general.

Pero para que no digan que no he contrastado la noticia, en cuánto me enteré les mandé un tweet preguntando al respecto, ni que decir tiene que el Hospital de San Rafael ni niega ni confirma la noticia (como dirían los profesionales de los medios), pero ni eso ni cualquier otra cosa porque hace más de 5 días que no pían, al menos en su cuenta de twitter @hospitalsr.

En su cuenta oficial de facebook (https://www.facebook.com/hospitalsr) tampoco he encontrado mucha más información pero sí que hay algunos comentarios de otros usuarios haciendo referencia a la mencionada nota del departamento de RRHH.

Así que mientras se desmadeja la madeja (jejeje…) os hago las siguientes preguntas:

1. ¿Darías like a la página de tu empresa? Y lo digo de manera voluntaria, y no obligatoriamente como estos borricos.

2. ¿Darías los datos de tu cuenta de facebook a tu empresa? ¿Es siquiera legal solicitar a los trabajadores de la empresa este tipo de datos personales? Bueno, ésta última no hace falta ni que la contesteis.

Gracias a Dios este tipo de políticas de empresa son la excepción… o al menos eso me gustaría pensar.

Anuncios

10 Replies to “Cosas que nunca pensé llegar a leer…”

      1. El post es tan bueno como siempre pero el comunicado es insuperable!
        Otro de los errores más comunes (además de lo que comentan Laura y María) es por el tipo de objetivos e indicadores que miden las redes sociales en la empresa. Si tu objetivo es alcanzar mil miembros de una red social, sin importar si escriben o no, pues es una técnica más (muy cutre claro) para conseguir “Me gusta” o “Seguir”.

        El problema es que son seguidores que no aportan valor. algo parecido lo cuenta Foray (soy muy fan): http://saludconcosas.blogspot.com.es/2012/10/la-intranet-colaborativa-las-personas-y.html

        Un abrazo mayfrien

        Me gusta

  1. Hola! La verdad que me parece una pasada lo mal que se pueden llegar a hacer las cosas. Primero por mezclar empleados con usuarios en el mismo saco. Me refiero para empleados mejor hubiera sido crear un grupo privado o comunidad de facebook, google +, linkedIn e incluso lista privada de twitter. Lo segundo por tratar de imponerlo a los empleados, da una imagen…, bueno, todos lo sabemos, sólo les ha faltado poner: O le das a Me gusta o te despido, y lo sabes!
    Yo personalmente si le daría Me gusta a una página de empresa suponiendo que publicarán contenido de valor, tuvieran un tono y trato agradable y tuvieran la opción de comentarios abierta ( otro gran error de las empresas pues denota desconfianza)
    En fin, ojalá las empresas se empiecen a dar cuenta que el Social Media no es tener un primo que maneje el Facebook y comiencen a contratar profesionales. Casos como este degradan la profesión! Un saludo Iñaki
    ¡Feliz verano!

    Me gusta

  2. Creo que el problema es que están confundiendo red social con intranet (o red interna corporativa). Es muy posible que hayan detectado que la gente es más activa en las redes sociales, por ejemplo Facebook, que en la intranet corporativa. Y claro, eso no puede ser. Habrán pensado lo de “si Mahoma no va a la montaña, que la montaña vaya a Mahoma” y se han abierto la cuenta en Facebook para acercarse a sus trabajadores. Pero, como tú dices, la estrategia no es buena. La gente está en las redes sociales porque quiere estar en las redes sociales, no porque les han obligado. Y unos estarán en twitter, otros en facebook y otros sólo en el grupo de whatsapp de la familia. Unos están casi 24 horas y otros sólo entran los fines de semana o durante el trayecto en bus hasta el trabajo.
    Para conseguir que alguien te siga en una red social te lo tienes que ganar: pon información de utilidad, mantén conversaciones (que no sea un canal unidireccional), anima con temas interesantes aunque no estén directamente relacionados con el trabajo. Da confianza.
    Y sé consciente de que la realidad ha cambiado, la forma de acceder a la información ha cambiado y la manera de interactuar con amigos, familiares y compañeros de trabajo ha cambiado. Hay que adaptarse entendiendo el entorno. Y, desde luego, no puedes obligar a nadie a crearse un perfil público. Pero existen formas de animar y enganchar, sólo hay que conocer a tus “usuarios/trabajadores/clientes”.

    Me gusta

    1. Como dices María, creo que están confundiendo el tocino con la velocidad, y eso es muy peligroso.

      Como te decía en twitter, ojala tuviéramos expertos de tu valía y saber hacer en todos los hospitales de aquí y de allí, jejeje…

      Un abrazo!

      Me gusta

  3. Considero que la estrategia es inadecuada y errónea tal como han apuntado en otros comentarios. ¿Te sientes igual de libre expresando tu opinión cuando tu empresa puede leer o cotillear tu muro?

    Hace mucho tiempo que dejé de usar Facebook. Tenía la sensación de falta de control sobre la privacidad, ya que cada dos por tres cambiaban sus condiciones y había que cambiar la configuración para evitar que todo cristo pudiera ver mi perfil y mis fotos (lo tenía privado por completo). Me encontré con que me etiquetaban en fotos que no me hacían gracia (y terminé huyendo los fines de semana de los que hacían fotos a diestro y siniestro, de hacer el gamba en las fotos de grupo, etc) Y, para remate, me encontré con un compañero del hospital que me negaba el saludo…¡porque no le había dado a aceptar a su petición de amistad en Facebook! Virgen del chalequito de pana.

    Me gusta

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s