¿Es posible combinar Recursos Humanos, Lean y Sanidad?

Recursos Humanos, Lean y SanidadRealmente el título que se me venía a la cabeza era ¿Es posible combinar Recursos Humanos, Lean y Sanidad sin que este coctel molotov nos estalle en las manos? pero luego lo tuiteais y no cabe.

El departamento de RRHH, debido a su caracter multidisciplinar, puede estar poblado por una gran variedad de profesionales, desde Licenciados en Derecho hasta Licenciados en Economía, Empresariales o Administración y Dirección de Empresa (ADE), pasando por las multiples variedades de los Licenciados en Psicología… pero la pregunta es: ¿tendría cabida algo tan a priori de ingenieros como el Método Lean?

Y si ya para rizar el rizo decimos que nuestro sector es el sanitario, pues ya agarrate que vienen curvas.

Aunque hay detractores que ven demonios donde no los hay y otros personajes más escépticos que no lo ven claro, parece ser que sí, pero como si es otro el que nos lo cuenta, parece todavía más verdad, pues os dejo que os lo cuente Javier Barbado, periodista de Sanitaria 2000, con este artículo Gestionar la Sanidad como se gestionan los coches, que se ha publicado tanto en Revista Médica en el mes de diciembre, como en Ingenieria Sanitaria, el pasado lunes 19 de enero:

Acaba de publicarse en España el primer monitor de reputación sanitaria (MRS) verificado del que se tiene constancia, que ha sido elaborado por el instituto Análisis e Investigación y financiado por Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco). En este informe, se muestran dos rankings que desvelan quiénes son los médicos más reconocidos del sector sanitario del país por especialidades y cuáles los mejores centros hospitalarios. Pero no se habla en ningún caso de los gestores y de su actividad en los centros. Una laguna que no se sostiene si se repara en que son ellos quienes pueden cambiar la manera de trabajar de los profesionales y, por ende, la calidad de la atención que brindan los hospitales.

De hecho, la gestión inadecuada de los complejos asistenciales, que parte de los políticos en la sanidad pública española, se ejecuta por los directivos y se vive cada día por los trabajadores de la salud, encierra la raíz del mal que padece el Sistema Nacional de Salud (SNS) desde su creación: la dificultad para mantenerse en el tiempo con una economía solvente. Al fin y al cabo, los hospitales deben rendir cuentas del uso de sus presupuestos del mismo modo que deben hacerlo las empresas de cualquier otra índole. Y, bien mirado, aquéllos son equiparables a una fábrica donde la plantilla de profesionales hace posible el producto final, en su caso la salud de los pacientes, de forma muy similar, en algunos niveles como el de las áreas de mantenimiento, a la cadena clásica de la producción industrial, ésa que idearon, a comienzos del siglo XX, Frederick Taylor y Henry Ford.

Si todavía no os habéis rasgado las vestiduras y queréis seguir profundizando en el artículo, en el que aparezco junto a Isabel Muñoz (coordinadora logística de Fundación Hospital Calahorra y CEO de Osenseis), Bruno Juanes (director regional de Everis Business Consulting Latam) y Jordi Varela (experto en gestión clínica), aquí os dejo el link de referencia.

Feliz lectura!

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s