Consejos de calidad para que tus empleados sorprendan este 2016

sorprende a tus empleadosHa comenzado un nuevo año, el 2016, por si acaso estabas despistado, y hay cosas que no han cambiado. Seguimos asistiendo a la oficina todos los días y continuamos teniendo un equipo de empleados que está esperando a que le saquemos partido. Porque ya sabemos que los trabajadores de la empresa tienen unos grandes conocimientos y habilidades, pero no siempre están dispuestos a demostrarlo. Vuelve a ser tarea nuestra que se pongan las pilas y lleguen a convertirse en unos fuera de serie.

No siempre es fácil lograr que un empleado con potencial saque a relucir todo lo que tiene dentro, así que vamos a tener que esforzarnos para conseguirlo. En las próximas líneas os daremos 3 consejos con los que os aseguramos que lograréis vuestro objetivo.

Consejo 1. No dejes que la gente se estanque

El peor empleado que puedes tener en tu equipo es aquel que se ha quedado estancado. Y lo peor de todo es que esto es demasiado común en todo tipo de empresas. Incluso los trabajadores más activos, aquellos que nunca se quedan quietos y que siempre están buscando nuevas ideas, sufren el riesgo de tropezar con este obstáculo. Por eso no debemos abandonarles y analizar a nuestro equipo de forma constante para saber en qué estado de ánimo se encuentran. No está demás que tengamos un acercamiento más personal con ellos y que de vez en cuando nos tomemos un café a su lado para hablar de manera distendida. Steve Jobs, dentro de lo cerrada de su personalidad, tenía una costumbre similar con sus empleados, a quienes alegraba el día por notar que ellos existían para su jefe.

Trata de hacerte notar en el entorno de los trabajadores y asegúrate de que estos se encuentran activos. Si en algún momento su maquinaria de inventiva se detiene y se pasan a convertir en meras abejas obreras, tendrás que actuar de manera inmediata para poner remedio a la situación. En tu mano está reconducir al equipo hacia la dirección en la cual sabes que pueden alcanzar mejores resultados. Si les empujas a superarse harán grandes cosas dentro de tu empresa y seguramente algún día te lo agradecerán (o no, porque hay gente muy desagradecida en el mundo, así que no te sorprendas).

Consejo 2. Rota las posiciones de trabajo

Si actúas en un sector en el cual tienes cierta flexibilidad para el trabajo que se realiza día a día es una buena idea que aproveches tus distintos departamentos para hacer cambios en la plantilla. No es algo que debas hacer por diversión, sino como medida de aportar aire fresco a la experiencia que tienen tus trabajadores. Ponerse en la piel de sus compañeros durante unos días, conocer el resto del trabajo que se realiza en una misma empresa y tener un contacto que aumente sus conocimientos, aunque sea de forma superficial, puede ser muy positivo para el equipo. La intención es que siempre se mantengan activos y que, al mismo tiempo, se beneficien de la sinergia que se puede implementar entre varios departamentos mediante procesos de rotación.

Consejo 3. La formación nunca termina

Los tópicos tienen una cosa curiosa: suelen cumplirse. Por eso son tópicos y no simplemente cosas que pasan. Y uno de los tópicos que se suele oír mucho en las empresas es que la formación es un valor incuestionable en todo tipo de mercados. Cuando contratamos a un empleado revisamos su currículo, su historial y sus estudios. Nos hacemos a la idea de lo que pueden hacer y de lo que no tienen ni idea, y es algo a lo cual le damos mucha importancia en esta posible contratación. Pero cada vez se piensa más en paralelo y a largo plazo. Esto significa que si hemos dado con ese tipo de empleado que destila genialidad, que tiene un aura resplandeciente y al cual le sobra carisma, es posible que lo podamos mejorar aunque no tenga muchos conocimientos. Y si bien suena un poco a empresario maligno y de dobles intenciones, es cierto que esto es muy real. Es posible que ese empleado no disponga de unos conocimientos extremos, pero que supla esa falta con sus particulares características y con muchas ganas de aprender. En ese caso solo habría que pulirlo, meterlo en cursos de formación y llegar a recibir un excelente profesional que no solo estará bien preparado, sino que además será una estrella en la oficina.

Así que por si aún quedaban dudas, sí, tenéis que contratar cursos de formación para los empleados. Eso sí, hagamos la solicitud de estos cursos con cierta cabeza y con vistas a aprovechar los conocimientos que adopten los empleados en el propio entorno de la empresa. O dicho de otra forma, si nos dedicamos a vender coches no hagamos un curso de formación para cambiar bombillas, sino uno con el cual, por ejemplo, se enseñen medidas de compra-venta adicionales.

Si aplicando estos consejos en 2016 y todavía hay algún empleado que se os resiste, que no rinde, que no sorprende y que sigue pasando desapercibido en la oficina, quizá os tengáis que plantear la medida más drástica. Nosotros no queremos daros ideas malas, porque antes siempre es recomendable probar las opciones que hemos unificado en estos consejos. Seguro que mejoráis el día a día de más de un empleado.

¿Quieres saber aún más? Te recomendamos que leas esta Guía sobre cómo desarrollar el talento de tu equipo que te ofrece gratuitamente el prestigioso GRUPO P&A. En ella encontrarás los mejores trucos para sacar lo mejor de tu equipo siguiendo sencillas recomendaciones. ¡No te la pierdas!

New Call-to-action


One Reply to “Consejos de calidad para que tus empleados sorprendan este 2016”

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s