Miénteme despacio

Si ya lo dice nuestro buen amigo y fisio Manuel Sánchez

Pues en eso estamos. Y el tweet que da inicio al post de hoy es ni más ni menos que de otro buen H-amigo de esta casa (con H de H-alma), don Joan Carles March:

Pues opino que sí pero no sino todo lo contrario. Cuando nos enfrentamos ante una entrevista de trabajo tenemos que tener muy claro que gran parte de la entrevista se va a desarrollar sobre el guión de nuestro CV y otra gran parte por nuestros anelos o lo que esperamos de nuestra incorporación a la nueva empresa.

Por tanto, debemos tener todas estas cuestiones bien claras, debemos construir un buen relato para contar nuestras experiencias pasadas, las buenas pero también las malas… y debemos ser capaces de hacerlo sin recurrir a la mentira. Aunque eso no quite que como en todo buen relato te permitas unos pocos adornos donde allá lo merezca la historia, bien sea por rellenar un hueco incómodo, bien sea por resaltar determinados aspectos que quieras que queden más claros para el entrevistador.

Pero mucho ojito, porque como bien dice el refranero, se coje antes al mentiroso que al cojo, así que no abuses mucho de dichos adornos o más pronto que temprano terminarás desmontando tu castillo de naipes.

Conclusión: mentiras en una entrevista de trabajo NUNCA, y adornos los justos y necesarios, pero siempre en su justa medida.

Anuncios

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s