Media docena de reflexiones previas antes de irte a Alemania a trabajar.

trabajo en alemaniaYo, como muchos de vosotros, tengo un amigo que un buen día decidió “ponerse el mundo por montera” y hacer las maletas para probar suerte en Alemania. Y ya van para cuatro años y claro, algo de experiencia tiene sobre el asunto.

El caso es que como LinkedIn nos conecta con todo tipo de personajes, y mi amigo lo es, resulta que también ha ido acumulando gente conocida, y no conocida también, que le pregunta cómo está el tema por Alemania y si recomienda lanzarse de lleno a la piscina.

Es más, tanto es así, que ha decidido recopilar “sus” respuestas y regalarnos un post a cuatro manos, que él ha venido a  titular así:

“Media docena de aspectos antes de contestarle a Pepe: « ¡Voy p’Alemania!»”

1.- Lo primero, acaba con ese B2 de idioma alemán, y ponlo a prueba en unas vacaciones por aquí, aunque sean poco glamurosas, “low cost”, de mochila y albergue… Sin hablar alemán se cierran muchas puertas en Alemania, y el B2 empieza a ser el mínimo requerido. Además, la visita te puede servir para explorar esa zona en la que sueñas instalarte, y a lo mejor, confrontar tus sueños con una dosis de realidad.

Alemania está muy bien, pero no somos “tan peores” como solemos creer al compararnos. Es menos aparente, y a lo mejor es menos en realidad, pero también hay ejemplos de improvisación, desorganización, desidia, incompetencia, corruptelas, fraude. No lo digo queriendo poner mal a los alemanes, sino porque a veces los españoles nos pensamos que somos lo peor, y no somos tan distintos de otros países que supuestamente tienen más éxito.

2.- Tómatelo con calma, no quemes las naves, y busca sin ansiedades y con cautela. Si vienes con familia, el cambio puede ser muy, muy traumático. Y si vienes solo o sola, vas a seguir estándolo mucho tiempo. Así que busca mucho y bien antes de dar el paso y soltar amarras.

3.- LinkedIn en general es maravilloso, pero los alemanes tienen sus cositas peculiares. Una de ellas es que lo usan relativamente poco si lo comparamos con Xing, que es una herramienta parecida, pero alemana. Créate un perfil en Xing (al menos con una foto tan buena como la que tienes en LinkedIn), y busca foros del sector en el que quieres trabajar. Los headhunter alemanes harán el resto. En los foros te recomendarán también buscadores online alemanes específicos para tu sector (a algunos les conviene más Monster, a otros Stepstone…).

4.- En Alemania a veces es más fácil encontrar trabajo que encontrar casa (¡en el caso de Múnich, muchísimo más fácil!). Pero a lo mejor tu sector no se encuentra entre los más demandados. En este informe podrás ver qué sectores y en qué regiones de Alemania es más fácil encontrar. A lo mejor resulta que para lo que tú ofreces no hay demanda, y acabas doblando ropa en una tienda, o poniendo copas, y no es lo que querías. Una cosa es que haya poco paro aquí, y otra muy distinta, que hay mucho empleo de baja cualificación, que se cubre mal, o que tiene mucha rotación.

5.- En función de tu situación personal y familiar. Si encuentras el trabajo ideal, en la Región que te apetece, y con un alquiler de vivienda asequible, entonces llegan los impuestos. El primer año, las retenciones de impuestos y cotizaciones pueden llegar a ser más del 50% de tu salario bruto, aunque luego al hacer la declaración te pueden llegar a hacer una devolución sustanciosa, ya que los gastos derivados de tu mudanza son en buena medida desgravables. Lo ideal sería que pudieras contar con “hucha” suficiente, al menos los primeros meses.

6.- Suerte con la misión. Alemania es una buena opción para dar un perfil internacional en tu carrera profesional, te lo plantees como algo temporal o permanente. Las empresas alemanas lideran muchos sectores económicos en el mundo y es genial trabajar entre los mejores. Trabajar aquí supone que eres capaz de entregar resultados fiables y de calidad contrastada, y eso da muchas satisfacciones personales, (incluso antes de mirar a la nómina).

Por cierto, mi amigo se llama Luis Neira y no sé si es generosidad o quiere publicarlas para que no se lo pregunten más veces, jajaja… Así es el amigo Luis, ¡todo un crack!

#GraciasLuis

 

Anuncios

2 Replies to “Media docena de reflexiones previas antes de irte a Alemania a trabajar.”

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s