Cómo saber si tus compañeros te odian

te odioRecientemente leía un artículo con ni más ni menos 16 señales de que sus compañeros de trabajo le odian en secreto. Como por aquí sabemos que el tiempo es oro, y que a buen entendedor pocas palabras bastan, nos vamos a quedar con las 8 que más me han llamado la atención.

Empezamos…

  1. El de la mesa de al lado está siempre “concentrado”. ¿Se siente invisible? “No apartar la mirada de la pantalla del ordenador es un acto absolutamente consciente. El ser humano posee un reflejo automático de orientación, por lo que cuando alguien entra en una sala o escuchamos un ruido, lo natural es interesarnos por el nuevo estímulo. Si no lo hacen, es porque voluntariamente no quieren dirigirse a usted”.
  2. No le incluyen en las bromas. “Aunque a nadie le gusta ser motivo de chanza, tampoco resulta agradable saberse ignorado hasta el punto de que no cuenten con usted para hacer ningún chiste”. Esta es otra prueba irrefutable de que les resulta absolutamente prescindible.
  3. Infravaloran sus éxitos. La experta en recursos humanos opina que si, a la hora de valorar sus logros en la empresa, recibe comentarios como “fue cuestión de suerte”, está siendo menospreciado (posiblemente, por envidia).
  4. Nunca le preguntan por su perro. ¿Nadie se ha interesado por saber si tiene pareja, hijos o perro? ¡Mala señal! “Una prueba de que alguien no interesa es que nadie le pregunte por su vida fuera de la oficina o no sigan su conversación cuando inicie el tema”.
  5. No comparte con sus colegas ningún grupo de WhatsApp. Y haberlos, haylos, no lo dude. No formar parte de alguno de ellos, según los expertos consultados, es quedarse fuera de cualquier implicación personal con sus compañeros.
  6. Le hablan con los brazos cruzados. “Lo cierto es, que cuando estamos a gusto, ilustramos nuestro mensaje con la gestualidad e incluso llegamos a realizar pequeños toques de contacto en las zonas neutrales del otro (hombro, codo o parte superior de la espalda).
  7. Sonríen de lado. “Si le hablan de forma socarrona e irónica y elevan unilateralmente la comisura de los labios, están considerando que usted es intelectualmente inferior”.
  8. Se quedan en silencio en su presencia. ¡Desengáñese, no es casualidad! “Si justo cuando usted se acerca, se acaban las anécdotas graciosas, la realidad es que no les interesa que forme parte de esa animada conversación. O lo que es peor: es posible que el motivo de esas risas sea usted”.

¿Necesitas más señales?

 

Anuncios

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s