Cómo evitar la fuga de talento en la empresa (y cómo captarlo).

fuga-de-talento

Es curioso que en el contexto de crisis en el que nos encontramos en nuestro país, haya algunas empresas que no sean capaces de encontrar a los candidatos ideales para sus vacantes. Esto se debe, principalmente, a que hay una falta de cualificación por parte de los candidatos. De hecho, los estudios lo demuestran: dentro de 4 años España tendrá problemas para encontrar a profesionales cualificados y para mantener a sus mejores empleados.

Vamos a analizar diferentes situaciones que se pueden dar:

Cuando el empleado quiere dejar la empresa.

¿A qué se debe? Es bien sabido por todos que el salario no es el único factor que le importa al trabajador. Tampoco nos sorprendemos cuando un empleado deja su puesto de trabajo, ya sea porque no se encuentra cómodo o porque no se siente plenamente realizado.

Algunas otras posibles causas que pueden llevar al empleado a dejar la compañía son:

  • Gerente y valores de la empresa.

Este factor tiene mucho que ver con lo que a branding empresarial se refiere. No siempre encajan los gustos, la manera de trabajar y los valores del empleado con los de la empresa y el gerente. Muchos trabajadores valoran la autonomía e independencia, y les gusta especialmente trabajar por objetivos y no por horas.

  • Conciliación y flexibilidad.

Es quizás uno de los factores que más valoran los trabajadores. Hoy lo que impera es “trabajar para vivir, no vivir para trabajar”. Los empleados demandan disponer de tiempo libre para pasar con familiares, amigos u ocio.

  • Oficinas adaptadas a las nuevas formas de trabajo.

El lugar de trabajo cada vez se parece más al propio hogar. Atrás queda la idea de que la oficina tiene que ser un lugar frío, distante, en el que no nos sintamos cómodos. Las zonas soft-seating o coworking, por ejemplo, son buen ejemplo de ello.

  • Exceso o falta de trabajo.

Para muchos resultaría una utopía hecha realidad: no hacer nada en el trabajo. Sin embargo, no encontrarse con desafíos laborales ni con retos constantes, se acaba convirtiendo en una desmotivación para el trabajador. Los extremos no son buenos, por lo que un empleado sobrecargado de trabajo nunca será productivo, y ese estrés puede llevarle a abandonar la empresa.

  • Crecimiento interno y desarrollo personal dentro de la compañía.

Poder ascender es una de las grandes metas u objetivos de muchos empleados, un motivo por el que hacer bien su trabajo todos los días, lo que hace que se convierta en una recompensa a largo plazo.

Cuando el empleador o responsable de Recursos Humanos no encuentra al candidato ideal.

¿Cómo hacer para captarlo? Algunas de los factores que el entrevistador y reclutador de personal debe de tener en cuenta son:

  • Tener claro qué tipo de candidato queremos y ser realistas.

Antes de nada hay que definir el perfil que debe cumplir la persona que va a cubrir la vacante: las cualidades, la experiencia, la formación… ¿Hay algo que sea realmente importante y característico del puesto de trabajo?

Podemos marcar una serie de requisitos, pero no debemos dejar de ser realistas, pues aunque siempre queremos al mejor candidato, no siempre existe el solicitante perfecto.

  • Gestionar el lugar desde donde quieres dirigir el proceso de selección.

Una vez que tenemos claro cuáles son los requisitos que deben cumplir, llegó el momento de publicar la oferta en alguna plataforma. Publica la oferta en la más adecuada según el perfil que busques, o incluso utiliza varias si dispones del tiempo suficiente para administrarlas.

  • Branding empresarial.

Así como el reclutador de personal investiga sobre sus posibles candidatos, el candidato hace lo propio. Si la compañía no se vende bien, no tiene una buena reputación o no convence al aspirante, es muy probable que sea él mismo el que no quiera formar parte del equipo.

  • Busca entre tus actuales trabajadores:

¿Sabías que muchas veces los trabajadores internos disponen de las cualidades necesarias para ese puesto de trabajo? Son muchos los que no se plantean o simplemente no reparan en esta posibilidad, pero es una opción muy adecuada ya que conoces la manera de trabajar del empleado antes incluso de contratarlo.

  • Si es un buen candidato, cáptalo ya, aunque no haya una vacante.

Muchas veces el responsable de recursos humanos no se encuentra en una búsqueda activa de candidatos, sin embargo, si consideras que has visto el currículum de un candidato muy interesante, o que sus cualidades o su experiencia pueden ser provechosos para tu empresa, no lo dejes escapar.

ebook-un-trabajador-un-espacio-de-trabajo

Firma:
Bianca Castro Lago.

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s