¿Estás enamorado de tu trabajo o le pones los cuernos? 

San Valentín, bonito día para reflexionar… 

También podemos estar enamorados de nuestra profesión, de eso que hacemos con esfuerzo y dedicación, aunque no sea nuestro trabajo oficial. 

Algo así como tener un amante laboral porque el trabajo con el que estamos casados ya no nos motiva ni nos ilusiona como cuando eramos novios. 

Eso del “no eres tú cariño, soy yo, pero está relación (laboral)  ya no funciona”.

Cuántos tenemos la suerte de al menos tener un amante laboral (o más, que yo soy muy promiscuo) con el que seguir realizando nuestros sueños, aunque tengamos que volver a dormir a casa, donde ni nos quieren ni nos dejan querer. 

Nunca es tarde para desarrollar tu pasión… 

Nota: reflexión a partir de la imagen obtenida en Pinterest.  

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s