Algunos hábitos para ser más productivos.

Me encantan los post que nacen de un tweet:

Y como no quiero dejar pasar más tiempo sin responder al reto de mi querido sherpa Pablo, ahí va lo que “a mí me parece” esta infografía con los 9 hábitos de la gente productiva:

9 hábitos de la gente productiva

Nine habits of productive people according to It’s great to see “take more breaks” in the list. Sketchnote by

Estoy muy de acuerdo en los nueve puntos que destaca la infografía pero me gustaría resaltar algunos de ellos, porque aunque sean cosas que todos tengamos claro, a veces, son peores los que nos rodean que nosotros mismos. Me explico:

  1. Todos sabemos que debemos reducir el número de correos electrónicos innecesarios, pero parece que sólo nos molestan cuando nos los envían a nosotros, porque cuando es al revés, nos hartamos de poner con copia “a medio hospital”, y no miro a nadie…
  2. Por mucho que nos creemos nuestro sistema para evitar distracciones, como poner pautas para leer el correo a determinadas horas, siempre está el compañero de oficina que te va cantando los correos que entran a las cuentas genéricas, como puede ser la de RRHH: ¿has leído este correo?, ha entrado una solicitud de formación, ¿este correo contestas tú o contesto yo?… y claro, ATPC todo el sistema creado para evitar distracciones, a no ser que dicho sistema incluya una mordaza para compañeros pesados.
  3. También te compro lo de hacer más descansos, que no tienen por qué coincidir necesariamente con pausas de café, que se puedan alargar más de la cuenta. De hecho, yo tengo mi pulsera de registro de actividad, con una alarma que me avisa si llevo más de una hora sin levantarme de la silla. Así que si me vibra, a estirar las piernas, ir al baño o simplemente ir hasta el final del pasillo y volver al sitio.
  4. Y para terminar, lo de organizarse por las mañanas también es muy necesario. Si tienes la suerte de ser de los primeros en llegar a la oficina, y antes de que se anime el cotarro, echa un vistazo a tu agenda, prioriza acciones y delega las que pueda hacer otra persona o deja para otro día las que puedan esperar a mejor momento. Sólo teniendo clara una visión de conjunto, sabrás qué tienes que acometer hoy sin falta y qué puede esperar… En este sentido hace años aprendí una frase que viene al pelo en estas situaciones: Tus prisas no son mis prisas.

Conclusión: No dejes que la falta de planificación de otros, arruine todas tus buenas intenciones.

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: