Errores que seguimos cometiendo en Recursos Humanos.

Aunque parezca mentira, me pongo colorada cuando me miras, que diría la canción, pero ni es el tema que nos ocupa ni esto es un blog musical, aunque por sus inicios, allá por 2010, siempre rematábamos las entradas con una canción.

Pues eso, que no vengo a cantar, ni falta que hace… pero sí que es verdad que vengo a repasar una serie de errores que seguimos cometiendo a estas alturas de siglo en los departamentos de Recursos Humanos, y en otros muchos departamentos, que en todos los sitios cuecen habas. Y bien es cierto, que deberíamos ponernos colorados, y no por qué me mires, sino porque no tengamos interiorizadas cuestiones tan básicas para proteger los datos y la información que manejamos en nuestro día a día.

Errores que cometemos con los curriculum vitae:

  1. Reenviar por correo electrónico un curriculum que nos hacen llegar. Si nos llega un correo a nuestro correo electrónico personal, lo fácil es reenviar dicho correo a la cuenta corporativa de RRHH. Error. Lo más conveniente es dar el correo electrónico de Recursos Humanos a nuestro contacto para que sea él/ella misma quién lo envíe.
  2. Mantener un curriculum que se recibe para un proceso de selección tras su finalización. Debemos destruir los curriculums impresos una vez finalizado el proceso de selección específico para el cuál ha sido enviado. Sin embargo, pueden mantenerse en formato electrónico. En caso de una autocandidatura, el plazo de conservación puede ser mayor, siempre que se informe previamente al interesado y garantice que los datos estén actualizados.

Errores que cometemos y que son descuidos fácilmente evitables:

  1. Abandonar la oficina con la pantalla del ordenador o portátil encendido. Debemos cerrar o bloquear con contraseña la sesión en nuestro ordenador cuando finalice nuestro turno de trabajo o abandonemos por un periodo de tiempo, por corto que sea, el lugar habitual de trabajo.
  2. Dejar documentos con información confidencial encima de nuestra mesa. Debemos evitar dejar sobre nuestra mesa documentos con información confidencial de forma que puedan ser leídos por otras personas, y el puesto de trabajo debe permanecer despejado de información al finalizar el turno de trabajo.

Estos son sólo un extracto de los 10 errores más comunes en los departamentos de Recursos Humanos que publicaba hace dos veranos en Observatorio de RRHH, y a fuerza de repetirlos, a ver si conseguimos erradicarlos de nuestras organizaciones.


Una respuesta a “Errores que seguimos cometiendo en Recursos Humanos.

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s