La digitalización no hace milagros.

Hoy uno de esos posts que surgen de un tweet, en concreto de éste de Alfredo Vela en el que comparte una infografía con 12 cosas que NO arregla la digitalización:

No podía dejarlo simplemente en un retweet, que es lo que hice inmediatamente en cuanto lo leí, sino que vi que se podía hacer un pequeño comentario de texto en el blog, así que me he puesto a la tarea:

  1. Milagros a Lourdes, que se suele decir, y en este caso más. Muchos son los directivos y responsables de organización, que piensan que por decir “hágase la digitalización”, se va a hacer por arte de magia, y mucho menos que la digitalización vaya a ser la solución a todos los problemas.
  2. El tema de las reuniones está claro, el que pierde el tiempo en presencial lo pierde por zoom, skype o cualquier otra plataforma de reuniones digitales, incluso más si cabe, ojos que no ven…
  3. Cuestiones que plantea la infografía, como la actitud, el clima laboral, el trabajo en equipo, la constancia o la amabilidad, no dependen de la herramienta que utilices, sino que va intrínseco en la persona, por tanto, el que es vago, borde, el que siempre se escaquea o el que no da las gracias ni los buenos días nunca, seguirá sin hacerlo por mucho que le pongas las mejores herramientas de gestión de equipos remotos.
  4. Otras cuestiones como la comunicación interna o la forma de organización, si no lo tenemos claro previamente, si no hemos hecho un trabajo serio de análisis de necesidades y no hemos resuelto los problemas de comunicación interna o las inconsistencias organizativas de la compañía; cuando nos pongamos a replicar estas cuestiones en digital, trasladaremos los mismos problemas, los mismos agujeros negros… e incluso los haremos aún más grandes.
  5. La motivación puede que se vea algo mejorada pero solo en aquellas personas de la organización que estén familiarizadas con la digitalización y el uso de herramientas digitales; aquellas que no lo estén, si no has realizado una buena campaña de comunicación previa, con formación y información sensible para su correcta utilización, huirán despavoridas. Incluso esas personas “digitalfriendly“, si no has tenido en cuenta los puntos anteriores (comunicación y organización), verán cómo les explota su globo motivacional en las narices.
  6. Y terminamos con el punto de la iniciativa. Porque está claro que la digitalización puede facilitar el levantar la mano, el proponer ideas de mejora, y que éstas puedan derivar en nuevos productos, nuevas formas de trabajo o nuevas líneas de investigación o desarrollo para la organización y para las personas que en ella trabajan; pero una vez más, este impulso inicial se quedará en agua de borrajas si no va acompañado de un sistema de incentivos o de recompensas (económicas y/o no económicas) que premie esta iniciativa o si no hay unos buenos canales de comunicación transversales donde puedas sentirte libre de proponer sin que te lluevan represalias o sin que otros se lleve tus méritos.

Muchas gracias a Alfredo Vela y a Ángeles Vallejo por la infografía, y la motivación para escribir este post. Por supuesto, comentarios abiertos para que cada uno dé su propia visión, no tenemos por qué estar todos de acuerdo, y mi visión siempre estará limitada a mis horizontes cercanos, ¿me ayudas a ampliarlos?


Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s