Historias de… killer questions, Maslow y unas gotitas de elegancia.

Esta semana, los links que más han llamado la atención de los muchos que he compartido, nos hablan de killer questions en una entrevista de selección; las necesidades que tienes los trabajadores para adaptarse a la nueva transformación digital; cómo aplicar la pirámide de Maslow en la empresa; la apuesta por la elegancia como una de las soft skills más olvidadas; y una reflexión final de que quién se aburre en el mundo de los RRHH es porque quiere.

Arrancamos el resumen semanal de la blogosfera de RRHH, Gestión de Personas y Transformación Digital, todo ello aderezado con unas gotitas de mi mejor esencia personal:

Link #1.- Detecta las killer questions de una entrevista y triunfa con tus contestaciones:

Entre las killer questions y los algoritmos de preselección, podrías pensar que tu libre albedrío ha quedado reducido a su mínima expresión. Podrías creer que conseguir el trabajo no depende de ti sino de esos cálculos y expectativas. Suerte que no es así. Para superar la fase de las killer questions en tu candidatura a un puesto concreto, debes detectarlas y generar una estrategia en la entrevista, preparando previamente tus contestaciones.

Link #2.- ¿Qué necesitan los profesionales para adaptarse a la nueva transformación digital?

La evolución de lo digital ha adquirido una velocidad de vértigo a raíz de la pandemia y arrastra consigo muchas transformaciones en la formación profesional. En el campo del marketing y la comunicación, esta transformación ha llevado a que el contenido de las marcas se convierta en una prioridad absoluta para las empresas y una necesidad de encontrar talento. Si uno teclea en la sección de empleos de LinkedIn la palabra «contenido» o «content» se dará cuenta de lo que estamos hablando. La búsqueda de profesionales relacionados con la estrategia, la gestión, la creatividad, la producción, la medición y la difusión del contenido se ha convertido en una obsesión para las empresas.

Link #3.- La pirámide de Maslow en el ámbito laboral:

La Pirámide de Maslow​ es una teoría psicológica formulada en 1943 por Abraham Maslow en su obra “Una teoría sobre la motivación humana”. Maslow argumenta que todas nuestras acciones están dirigidas a satisfacer ciertas necesidades. Según el psicólogo, existen distintos niveles de prioridades, jerarquizados, para cada una de ellas. Para explicar estos niveles y su relación, sus sucesores y estudios posteriores lo simplificaron dibujando una pirámide.

Primero, existen las más básicas para el ser humano: las relacionadas con la supervivencia (base de la pirámide). Una vez alcanzadas las básicas, hay que ascender y desarrollar necesidades más elevadas. Finalmente, la autorrealización será el máximo objetivo a alcanzar (cúspide de la pirámide).

Link #4.- Una soft skill olvidada: la elegancia:

Se habla mucho, y con razón, de las soft skills que demandan las empresas hoy en día. El mundo cambia tan rápidamente que cada vez es menos importante ser un experto en una tarea concreta porque lo más probable es que dicha tarea quede obsoleta rápidamente, con la correspondiente desazón y necesidad de adaptarse a una nueva realidad que ello conlleva. Por eso entre la lista de las soft skills más buscadas siempre salen la capacidad de adaptación a entornos cambiantes, la creatividad, la resiliencia, el aprendizaje continuo o la flexibilidad. Y efectivamente, todas ellas son importantes, pero me planteaba hace poco otra cualidad muy importante que nunca sale en esa lista: la elegancia. No la elegancia vista como “dress for success”, como diría la canción de Roxette, sino como actitud ante la vida.

Link #5.- Con tanto tema apasionante, en RRHH se aburre el que quiere:

Otras áreas de la empresa seguro que también. Pero la transformación que ha venido viviendo el departamento de Recursos Humanos desde que comenzase el siglo XXI –y que parece aún lejos de terminar, si es que lo hará alguna vez– es tan profunda, que cuesta creer que antes, el mismo responsable hubiese de ocuparse de tantas y tan variadas cuestiones que, hoy, giran alrededor de la siempre apasionante gestión de Personas. Así, la propia sostenibilidad hace tiempo que hizo estallar las costuras del ceñido disfraz de la RSC. Decir que se le ha quedado pequeña es quedarse muy cortos, como lo demuestran las declaraciones de los responsables de esta área que participan en un interesante debate guiado por nuestra directora.


Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s