Diez cosas que no deberían preguntarte en una entrevista de trabajo.

FanzinEnfermeria abril 2017

Ya se ha publicado el número de abril 2017 del Fanzine Nuestra Enfermería.

Por la parte que nos toca, en nuestra sección Con P de Personas hemos querido traer esas diez cosas que no deberían preguntarte en una entrevista de trabajo. Diez cuestiones que rozan la línea de la ilegalidad, que muchas veces por desconocimiento del entrevistador, o por pura negligencia, pueden llegar a plantearse en una entrevista de trabajo.

Una entrevista de trabajo es la toma de contacto entre la empresa y el candidato, y bien utilizada puede ser una herramienta valiosísima para que el entrevistador complete la información que ha obtenido de tu curriculum, y despeje dudas que pueda tener al respecto, pero sobre todo, para complementar todas aquellas cosas que ni caben ni deben ponerse en un resumen de vida.

Pero hay ciertos límites que no todo entrevistador tiene claro, y que a través de esta infografía (la primera que hago con mis propias manitas), me gustaría compartir con todos vosotros:

201704 Infografía Diez preguntas

Fuente: Guía definitiva para encontrar empleo 2017. InfoEmpleo.

NOTA: recuerda que puedes descargarte el Fanzine Nuestra Enfermería totalmente gratuito pinchando este enlace.

La rebelión de las máquinas en el entorno laboral, ¿amenaza u oportunidad?

La rebelión de las máquinas

Parece ser que ha llegado una nueva revolución industria, la industria 4.0 lo llaman. Qué curioso que cuando todavía hay muchas pequeñas y medianas empresas que no se han subido al carro del 2.0, hay otras grandes que ya van por el 4.0.

Las industrias manufactureras, especialmente las que se dedican al sector electrónico, están imbuidas en lo que parece una tendencia mundial imparable: reemplazar trabajadores por robots. Aunque de momento se están utilizando para reemplazar todas aquellas tareas monótonas y repetitivas, ya se está hablando de utilizarse inteligencia artificial, tipo Siri, para crear chatbots que ayuden al usuario en tareas de “call center” o similares.

¿Oportunidad o amenaza?

Los números, sin ir más lejos, hacen temblar a cualquiera: un estudio del Foro Económico Mundial augura que se destruirán siete millones de empleos en los 15 países más desarrollados en los próximos cinco años. En España, la OCDE estima que el 12% de los puestos de trabajo son susceptibles de automatizarse.

La primera impresión es que miles de trabajadores podrían perder su puesto de trabajo a favor de estas nuevas incorporaciones autómatas. En su defensa, y según Jye Wey, representante de ABB en Taiwan, uno de los mayores productores de robótica, que  sus productos sólo se utilizan para tareas rutinarias, y que dentro del sector se crearán algo más de dos millones de nuevos trabajos relacionados con las tecnologías que se están desarrollando.

Con la llegada de “estos nuevos trabajadores” ya se han alzado voces más críticas que exigen una normativa que regule su empleo y su relación con los seres humanos, una legislación hacia la que ya camina la Unión Europea con la aprobación de un informe el pasado 16 de febrero sobre cuestiones relativas a la robótica.

Preocupaciones que ya se han puesto en evidencia en anteriores ocasiones, no en vano, ya el escritor Isaac Asimov plantea en sus relatos y novelas dilemas sobre la relación entre los robots y los humanos, en relación con las ‘Tres leyes de la robótica’ que este mismo autor estableció en ‘Círculo vicioso’ (‘Runaround’). Estas leyes establecen que “un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley. Y un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley”.

¿Conseguirán los robots desplazar a los humanos en el mercado laboral?

Lo que es obvio es que hay tareas que deberíamos dejar de hacer nosotros, que ni podemos ni sabemos hacerlo tan bien y tan rápido como ellos. Se avecina pues una revolución y una transformación, debemos ser nosotros, las personas, quienes lideremos el cambio, y nos apropiemos de esas otras labores que ningún robot podrá suplir nunca: el factor humano, aunque visto lo visto en algunos casos, hay personas que hace mucho tiempo que lo perdieron.

Y como en toda revolución, siempre habrá “expertos” que disparen al aire a ver qué cae, o así al menos veo yo el que se empiece a hablar del pago de impuestos por parte de estos robots trabajadores, como si los robots tuvieran vida propia y cotizaran a la seguridad social. Esto no dejaría de ser una mayor tasa impositiva para las empresas, pero nunca una carga impositiva para los robots… o ya me veo negociando en el próximo convenio colectivo permisos propios para este colectivo, como permiso para acompañar a los hijos al taller o una semana de desconexión obligatoria por vacaciones…

Tiempo al tiempo.

Mejor cambia tú, que a mí me da la risa.

mejor-cambia-tu-que-a-mi-me-da-la-risa

Se habla de tiempos de cambio, se habla de que no podemos seguir haciendo lo mismo porque obtendremos los mismos resultados, se habla de cambio de época… pero todo el mundo quiere que el que cambie sea el otro, que yo estoy muy agustito.

¿Y qué pasa con nosotros, los de Recursos Humanos? ¿Nosotros nos mantenemos impertérritos mientras vemos que el resto de la estructura da pasos hacia otra dirección?

No sabemos si la correcta, si la acertada, pero hacia otra dirección, al fin y al cabo. Por eso considero acertadísimos el artículo Big Data, reestructuración y captación de talento, tendencias de RRHH para 2017 que leía a primeros de año y que guardé en favoritos para escribir el típico post sobre nuevos propósitos para el año nuevo.

El tiempo se nos ha echado encima, pero sigo pensando que sigue siendo necesario dejar negro sobre blanco esas líneas de actuación que deberíamos adoptar los departamentos de Recursos Humanos, muchas veces, las figuras más estáticas y arcaicas de nuestras organizaciones, al menos, las sanitarias, que son las que yo más sufro a diario.

Cito textualmente:

¿Cómo evolucionarán los departamentos y las tendencias de Recursos Humanos en 2017? Según los datos de compañías como Workday, especialista en aplicaciones cloud de finanzas y RRHH o Cornerjob, la gestión y el reclutamiento de personal pasan por la digitalización y el uso de los recursos tecnológicos, encabezados por la importancia del Big Data y la gestión del talento de forma más personalizada.

Permítanme que me ría… veremos cómo damos el salto del Excel 2007 al Big Data, y como utilizamos recursos tecnológicos cuando nos da miedo hasta realizar una vídeo entrevista con los candidatos, no sea que Skype lo cargue el diablo.

En fin, que así son las cosas, y así se las estamos contado… Ojala 2017 sea el año del cambio, pero de verdad, por favor, que yo ya empiezo a estar algo cansado.

I Encuentro de Administrativos de la Salud

Permitidme un nuevo reblog para daros a conocer el blog perteneciente al proyecto MyRAS: Motivación y Reconocimiento de Administrativos de la Salud.

El Blog de MyRAS

El 1 de febrero se celebra el I Encuentro de Administrativos de la Salud#HUFadministrativos. Da comienzo a las 12:00 h. en el salón de actos del Hospital Universitario de Fuenlabrada (HUF). Está confirmada la presencia de autoridades de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y del gerente del HUF, Dr. Carlos Mur de Viu, encargado de inaugurar el evento.

cartel_encuentro_myras-2017

MªCarmen Sobrado y Mayte Rodríguez presentan el proyecto MyRAS (dentro del que se enmarca este blog), conocemos la actividad de la Asociación de Administrativos de la Salud (AAS) de la mano de su presidente (Juan Carlos García) y asistimos a la mesa, moderada por Miguel Angel Máñez (HUF), sobre motivación en la que intervienen Iñaki González (Fundación Hospital Calahorra) y Pedro Soriano (HUSC). Un programa muy completo para un encuentro que esperamos que fructifique y permita poner en marcha proyectos interesantes dentro del…

Ver la entrada original 11 palabras más

Transformación digital: las personas, lo primero.

transformacion-digital-las-personas-lo-primero

De nuevo dos de mis temas favoritos: las personas y la transformación digital.

Cuando todo el mundo piensa que la verdadera naturaleza de la transformación digital está precisamente en las tecnologías y en cómo las vamos incorporando a los distintos procesos que nos encontramos en una empresa, nos encontramos con afirmaciones cómo esta de Accenture Technology que nos dicen precisamente lo contrario:

Las personas primero.

Tener éxito en el mundo digital es un reto que no puede superarse simplemente consumiendo más tecnología o sustituyendo al ser humano por tecnología. El verdadero factor decisivo será la habilidad de una empresa para desarrollar su cultura corporativa con el fin no sólo de aprovechar las tecnologías emergentes, sino también de abrazar las nuevas estrategias de negocio que impulsan esas tecnologías. En definitiva, su éxito dependerá de las personas. Así lo constata el informe Accenture Technology Vision 2016, uno de los artículos más reconocidos sobre tendencias en digitalización, que este año incluye una encuesta global a más de 3.100 directivos de TI y de negocio.

Lo cual yo me lo llevo a mi terreno (al de la gestión sanitaria) y lanzo las siguientes preguntas al vuelo:

  1. ¿Y si esto está tan claro porqué vamos a seguir desperdiciando el tremendo potencial humano que tenemos en nuestras organizaciones sanitarias?
  2. Si tenemos en cuenta que en las organizaciones sanitarias se encuentran las 3P –personas, pacientes, profesionales– ¿qué les da tanto pavor a nuestros directivos sanitarios para apostar de una vez por todas por la transformación digital de nuestras organizaciones?
  3. ¿Por qué no aprovechar el tirón de la transformación digital para volver a motivar a tantos y tantos profesionales sanitarios que hace tiempo que perdieron la ilusión de seguir creciendo por y para sus pacientes?