Pasapalabra, #pasamiCV

Seguimos buscando distintas maneras de diferenciarnos a la hora de realizar nuestro curriculum.

Si el viernes pasado traíamos el vídeo de los abuelos hablando bien del nieto, hoy toca el caso de cómo puedes explicar tu experiencia laboral, formación complementaria y expectativas a modo de rosco de Pasapalabra.

Vídeo cortesía de Miguel Garvi.

NOTA: vosotros hacéis SobreviviRRHHé! Si veis más casos de vídeo curriculums interesantes, no dudéis en enviarme un tweet, un DM o un correo electrónico. Ahí tenéis mis datos de contacto.

Cómo conocí el coaching.

Basket time, by @fotosdesalud

Basket time, by @fotosdesalud

Son de esas cosas que tienen las redes sociales, que conoces gente y gente te conoce a ti.

Que uno habla de coaching, pues terminan asociándote a esas cosas, que uno ve una canasta de baloncesto, lo asocia a lo anterior y te manda una foto.

Así surgió la historia de este post, pero no la escribo yo, la escribe un buen amigo al que dentro de poco, si Dios quiere, por fin podré tocar en carne y hueso, jajaja…

—————————————————————————————————-

Eran los finales de los 90, y por aquella época, todavía quedábamos en una céntrica esquina de Cáceres, todos los viernes, para ir a tomar unas copas.

Cada cual en su ámbito, todos habíamos comenzado a hacer nuestros primeros “pinitos” profesionales. En la abogacía, la informática, la construcción, la traducción, la medicina, la estadística, las telecomunicaciones, un servidor en la enfermería y Paco, mi querido Paco, en el mundo de la empresa.

En la esquina de “Galet”, sentados en el poyete del escaparate, esperábamos sin prisa a que fuera llegando, poco a poco, cada uno. El último siempre, por distancia kilométrica, era él. Venía desde Madrid. No había un fin de semana que faltara a la cita en su tierra. Salía de trabajar y hacía volar ese “206” blanco como si fuera el Concorde…

Y nosotros lo esperábamos, como no, ávidos de sus anécdotas.

Paco estudió la Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas en la Autónoma. Como la mayoría, empezó su andadura profesional con el “prácticum” de la carrera. Tras su paso como becario, llegó un largo periplo como ejecutivo de múltiples empresas privadas. Y con él, nosotros, porque cada fin de semana, nos contaba el devenir de las mismas y los entresijos de su trabajo. Y así fue como poco, a poco, fuimos aprendiendo algo más de aquello, que no era “lo nuestro”.

Durante una temporada, trabajó en una gran empresa de papelería, imprenta y retractilado (si, gracias a Paco, hoy en día se lo que es el retractilado). Su jefe, había sido jugador de baloncesto en la ACB, y de aquella cultura, había importado muchos conceptos, y el más importante, quizás, el que nos ocupa: el coaching.

Sí, su jefe era el “Coach” y cuando se reunían, actuaba como tal, lo estimulaba, motivaba y ayudaba a superarse y lograr sus objetivos profesionales.

Y sí, su jefe, con la gorra de su equipo calada hasta las orejas, era el que le hablaba de metas, de superación y de compromiso. Le hablaba de oportunidades, como en el baloncesto…

Siempre fallarás el 100% de las tiros que no lances. –Michael Jordan-

.

Por cierto, Paco, a día de hoy es Director de Desarrollo de Negocio del Parque Científico-Tecnológico de Extremadura.

Autor:
Miguel Garvi (@miguel_garvi)
Enfermero asistencial
Promotor de @fotosdesalud

Hoy va a ser un buen día, porque lo digo YO.

nadie me va a fastidiar el día¿Cuántas veces nos hemos levantado con una sonrisa radiante, hemos desayunado con la tele o la radio de fondo escuchando las noticias o nuestro programa de radio favorito y hemos salido a la calle pensando que hoy nos íbamos a comer el mundo?

¿Cuantas veces hemos vuelto a casa después de una dura jornada de trabajo pensando que la vida no tiene sentido, que nada merece la pena, que todo esto no nos lleva a ningún sitio?

Pues el lamentarse se va a acabar. Todo depende de ti, de tu actitud mental.

Para empezar quédate con este post-it. Ponlo en tus rincones favoritos de la casa, en el Frigo, en el espejo del baño, en el espejo de la habitación, en el espejo de la entrada (yo es que tengo muchos espejos en casa, no sé tú, jajaja…).

Póntelo de fondo de pantalla, en el ordenador de casa, en el ordenador del trabajo, en el portátil, en la tablet, en el móvil… será por pantallas!

Ponlo dónde quieras y cuantas más veces lo leas a lo largo del día, mejor. Pero sobre todo es fundamental que te lo grabes bien en tu cabecita. Repítelo cada vez que alguien venga a sacarte de tus casillas, repítelo en cada situación que te busquen las cosquillas, repítelo hasta que te quede claro que NADIE, NADIE, NADIE te va a fastidiar el día.

La cuestión es que nosotros tenemos el poder de decidir, tanto de si nos fastidian el día como si nos quedamos lo postivo que nos pase (porque todos los días tenemos cosas positivas que contar, sólo que algunas pasan más desapercibidas en contraste a los malos momentos). El resultado es fruto de nuestra percepción, tener en cuenta que el ojo humano percibe miles de datos por segundo, pero de los cuales sólo procesamos de 3 a 7 de ellos.

¿Cuál es el filtro que se aplica?, pues el de nuestra mente, que viene condicionado por nuestros miedos, deseos, intereses, inquietudes, etc… por lo que a lo largo de un día “normal”, el evento “negativo” que nos pasa a una determinada hora seguramente esté condicionando nuestro filtro para que a partir de ese momento sintamos que nos “ha fastidiado el día” y de hecho lo sentimos como tal.

¿El truco?

Que igual que nuestro filtro en principio está aplicado por nuestro inconsciente, podemos utilizar nuestro consciente para forzar a nuestro cerebro a ser conscientes de todo lo positivo que hemos vivido en ese día, desde que nos hemos levantado a la hora, he cogido el autobús por los pelos, al comprar el café me han sonreído o me “he echado” unas risas con los compañeros/as. La cuestión es que nosotros elegimos y decidimos. A fin de cuentas ya nos decía nuestra abuela  “No ofende quien quiere, sino quien puede”, es decir, a quien le dejamos que tenga el poder de ofendernos.

Para terminar, dos cosas: un cuento y una canción. El cuento es popular de la India y creo que puede resumir todo lo dicho. Dice así: SÉ COMO UN MUERTO:

Era un venerable maestro. En sus ojos había un reconfortante destello de paz permanente. Sólo tenía un discípulo, al que paulatinamente iba impartiendo la enseñanza mística. El cielo se había teñido de una hermosa tonalidad de naranja-oro, cuando el maestro se dirigió al discípulo y le ordenó:

–Querido mío, mi muy querido, acércate al cementerio y, una vez allí, con toda la fuerza de tus pulmones, comienza a gritar toda clase de halagos a los muertos.

El discípulo caminó hasta un cementerio cercano. El silencio era sobrecogedor. Quebró la apacible atmósfera del lugar gritando toda clase de elogios a los muertos. Después regresó junto a su maestro.

–¿Qué te respondieron los muertos? -preguntó el maestro.

–Nada dijeron.

–En ese caso, mi muy querido amigo, vuelve al cementerio y lanza toda suerte de insultos a los muertos.

El discípulo regresó hasta el silente cementerio. A pleno pulmón, comenzó a soltar toda clase de improperios contra los muertos. Después de unos minutos, volvió junto al maestro, que le preguntó al instante:

–¿Qué te han respondido los muertos?

–De nuevo nada dijeron -repuso el discípulo.

Y el maestro concluyó:

–Así debes ser tú: indiferente, como un muerto, a los halagos y a los insultos de los otros.

El Maestro dice: Quien hoy te halaga, mañana te puede insultar y quien hoy te insulta, mañana te puede halagar. No seas como una hoja a merced del viento de los halagos e insultos. Permanece en ti mismo más allá de unos y de otros.

Y la canción creemos que nos puede terminar de animar el día y además de hacernos bailar un poco acabar con el sentimiento de que al fin y al cabo lo que no te mata te hace más fuerte, ¿o no?

Y si no… siempre podemos ponernos un post-it para recordárnoslo.

Autores:
Rut Roncal (@rutroncal)
Consultora senior en Cegos
Autora del blog: La verdad absoluta no existe

Iñaki González (@goroji)
Técnico Gestión RRHH de FHC
Autor del blog: SobreviviRRHHé!

Staffordshire Horror Story.

american horror stoyAsí, al más puro estilo de la serie de culto American Horror Story pero ambientada en un hospital, el de la localidad británica de Staffordshire.

Lo malo de todo esto es que no estamos hablando de una serie de televisión, sino de la cruda realidad, de lo que ocurrió en un hospital entre enero de 2005 y marzo de 2009, ni más ni menos que cuatro años, demasiados para que nadie hubiera dicho “esta boca es mía”, ¿no creen?

Terror en un hospital de Reino Unido:

Lo que ocurrió en el hospital de Staffordshire podría dejar corto el argumento de cualquier película de terror. Durante cuatro años, los pacientes de este centro sanitario del centro de Inglaterra sufrieron abusos y vivieron en condiciones infrahumanas por culpa de unos responsables sanitarios cuyo único afán era reducir gastos para lograr los mayores beneficios económicos. Esa es la conclusión a la que ha llegado el abogado Robert Francis, autor de un informe de 3.000 páginas que ha conmocionado al Reino Unido. Tal ha sido el impacto de esta investigación que hasta el primer ministro, David Cameron, ha tenido que pedir disculpas ante el Parlamento por las “espantosas” negligencias que acaecieron en el hospital Staffordshire.

Fuente: Diario de Navarra.

Cuatro años, ni más ni menos.

Mucho se ha hablado ya sobre esta noticia pero yo me voy a centrar en lo mío, en las personas de la organización.

¿Cómo es posible que durante cuatro años los trabajadores del hospital no hubieran denunciado la situación? Y si lo habían hecho, ¿cómo es posible que no hubiera salido antes a la luz?

Y no me refiero al hecho de darle más o menos publicidad en prensa, sino al hecho de que cuánto antes se hubiera denunciado la situación, antes se hubiera parado esa barbarie. Precisamente este domingo emitían el programa de Salvados en el que trataban la situación de nuestra sanidad, De paciente a cliente, lo titulaban, y uno de los argumentos más utilizados era que en España no había transparencia con los datos.

¿Y en Inglaterra sí?

Son muchos los profesionales sanitarios que leen este blog, a vosotros os pregunto: ¿cómo creéis que se ha podido llegar a esta situación sin que nadie dijera nada? ¿Cómo es posible que la organización haya podido callar las voces de pacientes, familiares y trabajadores durante esos cuatro años?

A %d blogueros les gusta esto: