Se acerca otro #MIR20

Logo oficial de la iniciativa, cortesía de @carlosnunezo

Logo oficial de la iniciativa, cortesía de @carlosnunezo

Y parece que fuera ayer cuándo Emilio nos invitó a participar en lo que vino a llamar #MIR20…

¿Qué es el proyecto MIR 2.0?

El MIR 2.0 nació hace dos años como una unión de blogs sanitarios que pretendía ofrecer a los opositores MIR las respuestas a su examen comentadas, explicadas o criticadas por profesionales con experiencia clínica. La genial acogida que la iniciativa tuvo por parte de diversos profesionales sanitarios con una gran capacidad de trabajo ha permitido que se pudiera responder al examen de forma exhaustiva, hasta dejar ninguna pregunta sin responder. El año pasado, 42 personas trabajamos juntas en el proyecto y recibimos 120.000 visitas en las primeras tres semanas.

Tienes toda la info en el blog Como convertirse en entrenador pokemon y en Wikisanidad.

Por cierto, que se acerca ya la tercera edición y todavía tenemos alguna especialidad esperando voluntario que conteste las preguntas.

Nuestra recomendación musical para el fin de semana:

Instagram Vitae: si eres diferente, véndete diferente.

Otra de las cosas que queremos hacer en esta nueva etapa de SobreviviRRHHé! es presentaros todas aquellas curiosidades en forma de c.v. que nos encontremos por ahí.

Porque un c.v. es la forma de presentarte al mundo, y cuanto más original y llamativo sea, mejor que mejor, que nadie lo descarte sin siquiera leerlo, como le pasarán a la mayoría de los c.v. tristes que circulan por ahí.

El que hoy os presento lo descubrimos hace unas semanas en Clases de Periodismo, y es un buen ejemplo de cómo construir tu propio curriculum 2.0:

Recuerda, sea cual sea el sector en el que te mueves, hay una forma diferente de posicionarte en el mercado laboral.

NOTA: si conoces más iniciativas de c.v. 2.0 como ésta, sea en el formato que sea, y crees que puede ser interesante compartir por aquí, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Reloj no marques las horas.

relojLeo este artículo y voy asintiendo como un tonto según voy avanzando por sus párrafos.

Leo y releeo, y por más que te sabes de memoria la teoría, cuando de verdad te llega la ocasión, vuelves a tropezar siempre en las mismas piedras.

Y es por eso, que justo estos días que más achuchado voy de tiempo por cuestiones relacionadas con Osenseis, más cuenta me doy de lo importante que es grabarse a fuego estas lecciones para ponerlas en práctica en nuestra vida diaria.

El emprendedor que domina el tiempo es el que domina el mundo

Por muy innovador que seas y por muchas empresas que hayas creado, nada te salva de sentir lo mismo que muchos otros mortales cuando cualquier lunes por la mañana te arrepientas de un fin de semana perdido en trabajos poco productivos o en tareas que te dejan mal sabor de boca… De haber perdido el tiempo, en definitiva.

¿Quién no ha tenido esa sensación? Si me dices que no, enhorabuena, cierra esta página y sigue a lo tuyo.

Pero si sufres en silencio estos apoderamientos de agenda, estas necesidades de días de 38 horas, estos cuellos de botella entre el trabajo oficial, y las distintas zambras en las que nos vamos metiendo, apúntate un par de consejos:

  1. Desconecta y planifica. Aprovecha el fin de semana sobre todo para desconectar pero guárdate un ratito para planificar la semana que va a comenzar.
  2. Clasifica tus obligaciones: determina lo que es importante y dedícale esas horas del día donde estas fresco para desarrollar un trabajo de calidad. Deja las cosas menos importantes para esos momentos en los que te van a estar interrumpiendo sí o sí.

En dos palabras: PLAN y FICA.

Tres minutos.

tres-minutos-al-dia_250Tres minutos, 180 segundos.

Eso es lo que tienes exactamente para conseguir un empleo, ni más ni menos.

Consiga un empleo en tres minutos:

El ‘discurso del ascensor’ con el que un emprendedor vende a un inversor su proyecto en muy poco tiempo se puede trasladar a la búsqueda de trabajo. ¿Es usted capaz de venderse eficazmente en lo que dura una canción?

Empecemos hoy pues por el final, aquí está la canción:

Tienes tres minutos para venderte como profesional. Tienes el tiempo que dura esta canción para convencer a tu entrevistador de que tú eres su candidato ideal, que tú y sólo tú se ajusta a ese puesto vacante que quiere cubrir.

Es más, si eres bueno, y sabes aprovechar estos tres minutos, incluso puedes convencer a cualquiera que eres lo que están buscando, sin que todavía se hayan dado cuenta de que te necesitaban.

¿Qué me dices? Tienes tres minutos, o menos, si quieres, para dejarnos tu impresión a modo de comentario.