Diez cosas que no deberían preguntarte en una entrevista de trabajo.

FanzinEnfermeria abril 2017

Ya se ha publicado el número de abril 2017 del Fanzine Nuestra Enfermería.

Por la parte que nos toca, en nuestra sección Con P de Personas hemos querido traer esas diez cosas que no deberían preguntarte en una entrevista de trabajo. Diez cuestiones que rozan la línea de la ilegalidad, que muchas veces por desconocimiento del entrevistador, o por pura negligencia, pueden llegar a plantearse en una entrevista de trabajo.

Una entrevista de trabajo es la toma de contacto entre la empresa y el candidato, y bien utilizada puede ser una herramienta valiosísima para que el entrevistador complete la información que ha obtenido de tu curriculum, y despeje dudas que pueda tener al respecto, pero sobre todo, para complementar todas aquellas cosas que ni caben ni deben ponerse en un resumen de vida.

Pero hay ciertos límites que no todo entrevistador tiene claro, y que a través de esta infografía (la primera que hago con mis propias manitas), me gustaría compartir con todos vosotros:

201704 Infografía Diez preguntas

Fuente: Guía definitiva para encontrar empleo 2017. InfoEmpleo.

NOTA: recuerda que puedes descargarte el Fanzine Nuestra Enfermería totalmente gratuito pinchando este enlace.

Malos modos.

Malos modos

Una de malos modos, o como de aquellos polvos, llegan estos lodos…

La noticia que me provocada la reflexión en cuestión la leía hace un par de semanas en Diario MédicoEl cirujano maleducado tiene mayor riesgo de complicaciones“, y aunque no seré yo quién defienda a los cirujanos, que como en toda profesión, los hay muy subiditos y prepotentes y los hay más normalitos, ni tampoco es mi labor defender a los médicos en general… pero ni a éstos, ni a las enfermeras, ni siquiera a los gestores sanitarios.

Porque malos modos hay en todos los escalafones de la organización (odio esta expresión) y maleducados, ni te cuento.

Lo que me llama la atención, independientemente del cargo o profesión que ocupe el “maleducado” de turno es que por supuesto que sí que los riesgos de tener complicaciones se multiplican; ya sea porque no tengamos ganas de meternos en más líos; ya sea porque estemos deseando que se la pegue de una vez por todas el o la impresentable de turno; o bien porque no se deje aconsejar por alguien que él o ella considera inferior, y por tanto, nuestra opinión, ni merece ser escuchada ni mucho menos tenida en cuenta.

Porque complicaciones podemos tener todos: con los pacientes, con los familiares, con los compañeros, con los mandos intermedios, con los directores… pero está claro que si adoptamos una posición abierta, dialogante, empática con el de enfrente, estas complicaciones pueden verse mitigadas o solucionadas con mucha mayor facilidad que si nuestra actitud es déspota y beligerante con todo el que nos rodea, por vete tú a saber qué complejo de inferioridad, o porque sin más, tengamos un gen “joputa” en nuestro ADN.

Cuidemos un poquito las formas con las personas con las que interactuamos a diario, y así nuestro día a día, el nuestro y el de los demás, será un poquito más llevadero. Guarda tus malos modos para tus propios fantasmas, pero no castigues a los demás por algo por lo que no tienen culpa.

¿Y si recetáramos links en lugar de meter miedo a los pacientes?

Recetar links en lugar de meter miedo

Hoy le robo el A proposito de un caso a mi querida Taite para contaros lo que nos sucedió hace unas semanas acompañando a un familiar a la consulta de un profesional sanitario (no diré la especialidad para no dar pistas) y tuve que ver con mis propios ojos como dicho profesional nos alertaba de los peligros de lo que podamos leer en Internet si nos daba por googlear sobre el diagnóstico que nos acababa de hacer.

Intenté explicarle que me dedico a estas cosas, que sé perfectamente dónde y cómo localizar información fiable y de calidad sobre dicha especialidad, es más, que conocía un par de blogueras sobre el tema que podrían hablarme sobre el tema y ampliar la información. De hecho, esa misma noche un par de DMs con dichas blogueras aclararon bastante mis dudas.

Me hubiera gustado hablarle también sobre iniciativas de pacientes como #FFpaciente, y otros movimientos colaborativos que conozco (algunos de oídas, otros en los que he tenido la suerte de colaborar) pero su rostro y su actitud me hicieron entender a la perfección que no estaba por la labor.

De hecho, me hubiera gustado decirle que mucho mejor que meter miedo a la gente sobre la información que circula por Internet, sería más correcto y provechoso para los pacientes que como especialistas en el tema supieran o pudieran recetarnos links a las webs o blogs que nos pudieran dar información veraz y basada en la evidencia, evitando así “caer en las garras del temible doctor Google”.

No suelo escribir en este blog sobre temas tan personales, pero justo por esas fechas, cayó en mis manos esta noticia Los médicos alertan: cuidado con lo que lees en Internet sobre salud, y entonces me dije que algún día escribiría un post sobre ello.

Profesionales de la salud y pacientes advierten de que la mayoría de informaciones que circulan por internet sobre salud y enfermedades son erróneas y de la importancia de contar con fuentes expertas para su cobertura.

Leyendo el artículo vuelve a resonar con fuerza la palabra “alertan” pero sigo echando en falta la voluntad de una gran mayoría de profesionales sanitarios que sólo ven los peligros en lugar de buscar las ventajas de las muchas y muy buenas fuentes de información médica y de cuidados que hay en la red.

Sois vosotros, los profesionales sanitarios los que deberíais recomendar sitios de confianza en Internet, más si sabes que el paciente va a recurrir a Google antes y después de acudir a tu consulta. Sois vosotros, mejor que nadie, quienes podéis ayudar a vuestros pacientes a complementar (que no sustituir) la información que les habéis dado y ponerse en contacto con otros pacientes que ya han vivido la misma situación.

Ha llegado la hora de recetar links en lugar de meter el miedo en el cuerpo en el paciente sobre los usos de Internet. Ya hay un nutrido grupo de profesionales que lo hacen, pero me parece que la gran mayoría van más despacio de lo que los pacientes nos merecemos.

Una de organizaciones sanitarias y reputación on line.

Recientemente publicaba una nueva entrada en el blog de MBA de IMF Business School como tutor on line del MBA en Gestión Sanitaria. Comparto con todos vosotros mis reflexiones en torno a las organizaciones sanitarias y reputación on line, que escribí a partir de un artículo publicado en Diario Médico.

La cosa empieza así:

¿Se preocupan las organizaciones por su reputación online? ¿Tienen sus gestores el conocimiento suficiente para saber cómo se forma dicha reputación online y cómo podrían mejorarla? ¿Es importante que una organización sanitaria tenga buena reputación online?

Si crees que no sólo es necesaria sino que además te interesa saber cómo reforzarla, te invito a seguir leyendo el artículo completo pinchando en la imagen:

organizacione-sanitarias-y-reputacion-on-line

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

cuando-las-barbas-de-tu-vecino-veas-pelar

Para los que apostamos por la profesionalización de la gestión sanitaria, leer este tipo de noticias, y más si es en casa de los vecinos, es motivo para creer que todavía no está la batalla perdida.

Y es que resulta que nuestros vecinos del Servicio Riojano de Salud (SERIS) al cual no pertenece mi Fundación Hospital Calahorra, pese a la tan prometida y controvertida integración, han convocado plazas para jefes y coordinadores de varias especialidades médicas, a través del procedimiento de libre designación.

La buena noticia es que Administración y sindicatos han acordado la convocatoria de estos puestos mediante un nuevo procedimiento que garantiza la valoración del mérito para la designación de la persona candidata y, con ello, elimina la discrecionalidad. Se constituirá una Comisión encargada de valorar los méritos de las personas candidatas integrada mayoritariamente por profesionales sanitarios independientes, dado que la designación corresponde a los colegios profesionales, a la Comisión Nacional de la especialidad y a la Junta de Personal del Servicio Riojano de Salud.

Además, para garantizar la objetividad en el proceso de selección, los criterios de valoración establecidos en la resolución de convocatoria son, entre otros, la adecuación del currículum al puesto de trabajo y la exposición y defensa pública del proyecto técnico de desempeño del puesto.

O sea que no se van a pedir carnets políticos ni listado de favores a compensar… sino méritos profesionales y formativos recopilados por los profesionales durante sus años de profesión. Ya era hora!

Y lo mejor de todo… se establece la evaluación anual del trabajo de la persona nombrada, que deberá presentar una memoria.

Dudas al respecto:

  • ¿Se utilizarán este tipo de convocatorias también para cubrir el resto de jefaturas y coordinaciones como las de enfermería o las no sanitarias?
  • ¿Se ampliará esta evaluación a las personas que llevan años nombradas sin demostrar ni oficio ni beneficio o sólo a las nuevas incorporaciones?
  • ¿Se extenderán este tipo de convocatorias a mi querida FHC?

Más de uno y de una, creedme, que ya se ha puesto a temblar…

NOTA: espero que estos procesos que nacen para dar transparencia y legitimidad a profesionales que pueden demostrar que merecen ocupar estos puestos de responsabilidad, no lo hagan ya viciados de origen, y sean sólo una cortinilla de humo.