Holocracia: trabajar sin jefes se puede… y tú lo sabes!

Trabajar sin jefes y sin jerarquías es una realidad cada vez más común desde que Brian Robertson, fundador de la compañía Ternary Software, acuñara el término en 2007. La holocracia es un sistema de organización en el que la toma de decisiones se distribuye de forma horizontal en lugar de ser establecida por una jerarquía tradicional.

Para muchos puede ser un sueño hecho realidad. Para otros, una falta de organización. Pero cada vez más compañías se suman a esta nueva forma de gestión empresarial, como la americana Zappos, que anunció poco después de probar la holocracia con un pequeño grupo de empleados en 2013, su objetivo de eliminar los puestos de dirección y entregar el poder de decisión a sus más de 1.500 trabajadores. Pero no es la única, otro ejemplo es la cadena británica John Lewis y Netflix. Pero ¿qué tienen en común este tipo de compañías?

Desde IMF Business School han analizado cuáles son las características fundamentales de una organización holocrática:

Estructura circular.

La compañía se organiza de forma circular o en equipos, muy alejado de la estructura jerárquica piramidal tradicional. Estos equipos tienen objetivos concretos y se autoorganizan internamente para conseguirlos.

Definición de roles.

En este tipo de empresas no existen las descripciones de los diferentes puestos, sino que cada trabajador asume un rol concreto con responsabilidades claras, que puede variar en función del equipo con el que colabore. Para ello, se debe analizar cuáles son las cualidades del trabajador y adjudicarle el rol que mejor se adapte a sus capacidades.

Flexibilidad.

Aunque se trata de una estructura organizacional dinámica, no significa que todos hagan todo. De hecho, la idea es que cada persona pueda trabajar en varios proyectos con distintos roles.

Autonomía.

La holocracia entrega el poder a los trabajadores y los equipos para resolver problemas de manera autónoma. Esto favorece la resolución eficiente de problemas en el menos tiempo posible.

Para Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, “este tipo de organización es más fácil de imaginar dentro de una startup, ya que los cambios en las grandes compañías y corporaciones suelen ser más lentos. Por ese motivo, hay que trabajar por transformar la estructura de esas empresas en pequeñas startups que funcionen como grupos reducidos y muy unidos donde se aprovecha la inteligencia colectiva en favor no solo de los intereses empresariales sino también personales”.

Disfruta un verano más saludable con un “online detox”.

No, un online detox no es la dieta del verano… aunque lo parezca, jejeje…

Tradicionalmente, las vacaciones eran sinónimo de desconexión. Sin embargo, las nuevas tecnologías han cambiado esta tendencia. Diversos estudios demuestran que la rutina tecnológica aumenta alrededor de un 30% durante los meses de verano. Mientras que las aplicaciones relacionadas con el trabajo mantienen sus cifras, otras, como las redes sociales, incrementan enormemente su uso.

verano

Así, según datos extraídos del estudio Cigna 360 Wellbeing Survey, impulsado por la  aseguradora de salud Cigna, el 34% de los españoles reconoce que el excesivo uso del teléfono y la tablet está repercutiendo negativamente en su entorno social. Es más, 1 de cada 3 reconoce que no puede vivir sin su móvil. En este sentido, las últimas investigaciones llevadas a cabo muestran que un uso excesivo de las nuevas tecnologías puede tener, a la larga, diversas consecuencias negativas tanto para el cuerpo como para la mente: ansiedad, estrés, dolor de cabeza, sobrepeso (causado por el exceso de sedentarismo), daños cervicales, vista cansada, insomnio e, incluso, adicción.

El periodo vacacional es, sin duda, la mejor época para controlar estos excesos y apostar por la salud. Por ello, el departamento médico de Cigna ofrece siete claves para emprender correctamente un ‘Online Detox’:

Desactivar todas las notificaciones de estilo pop-up.

¿Quién no mira el móvil cuando se ilumina su pantalla? Se ha comprobado que las notificaciones aumentan la sensación de estrés: actualizaciones del dispositivo, menciones y cambios de estado de contactos en redes sociales, centenares de mensajes en grupos de Whatsapp, emails pendientes de leer… Por ello, la mejor solución es deshabilitarlas. Si esto no fuera posible, también resulta beneficioso utilizar filtros. Por ejemplo, en el caso del correo, es posible que solo se notifiquen aquellos e-mails con remitentes importantes o que contengan alguna palabra clave.

Recolocar las aplicaciones en el móvil.

Para no caer en la tentación, es muy útil limpiar la pantalla de inicio de aplicaciones relacionadas con el trabajo o que supongan un uso prologado del dispositivo. En su lugar, se puede apostar por otras más afines al periodo vacacional y que empujen a disfrutar del tiempo libre: guía del ocio, apps para hacer ejercicio físico, etc.

Fijar tiempos de conexión online.

Si realmente se precisa destinar parte de las vacaciones a conectarse a Internet también está la opción de establecer un horario riguroso de navegación. Una buena idea podría ser activar alarmas para asegurarse de que no se excede el tiempo preestablecido (por ejemplo, una o dos horas cada mañana). También existen aplicaciones para saber, e incluso limitar, el tiempo destinado al uso del móvil o a una app en concreto.

Realizar actividades al aire libre.

Una de las premisas fundamentales de este plan detox es romper con las rutinas de conexión. Para ello, las actividades al aire libre son las mejores aliadas, ya que aúnan diversión y salud: dar un paseo, practicar senderismo, hacer alguna excursión, montar en bicicleta, salir a patinar, nadar, tomar el sol (siempre con moderación y con la protección adecuada), etc. Eso sí, durante la realización de estas actividades es conveniente apagar el teléfono o dejarlo en casa. Según los expertos, el simple hecho de desconectar el móvil durante unas horas ayuda a reducir la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la producción de hormonas del estrés como el cortisol.

Volver a las vacaciones tradicionales.

Si realmente queremos saborear un viaje como se hacía hace apenas una década, ¿por qué no llevar en nuestra maleta este plan detox online? Usar una cámara en lugar de utilizar el móvil, cambiar los mensajes de texto por una postal, utilizar el mapa o guía turística de la ciudad que se esté visitando o informarnos a través de la radio o la edición impresa del periódico local pueden ser algunas buenas ideas que contribuyan a este objetivo.

Apostar por alojamientos donde desconectar del mundo.

Últimamente, han comenzado a ponerse muy de moda los alojamientos con paquetes de desintoxicación online, también conocidos como ‘black holes’. Además de carecer de Wifi, exigen que el huésped deposite en recepción sus dispositivos electrónicos en el momento de su llegada. Algunos, incluso, no disponen de cobertura móvil. Estos alojamientos suelen ofrecer otras actividades tales como senderismo, cicloturismo, parapente o tratamientos de relajación y belleza, que son el complemento perfecto a la estancia.

Apagar el móvil a la hora de dormir.

Esta rutina favorecerá la calidad del sueño y mejorará el estado de ánimo. Se ha comprobado que la luminiscencia de las pantallas reduce la producción de melatonina (la hormona reguladora del sueño), prolonga el tiempo que tarda una persona en dormirse, retrasa el sueño REM y aumenta el estado de alerta por la noche. De hecho, se recomienda no hacer uso de este tipo de dispositivos durante las dos horas antes de irse a dormir, ya que puede causar hiperexcitación cerebral.

¿Y tú de mayor qué quieres ser?

body-friki-comopapa-fucsiaHay veces que los proyectos se caen, es algo bastante habitual, por eso siempre hay que tener varios ases guardados en la manga.

Bueno, realmente esto no era un proyecto como tal, era algo más especial, porque aunque haya impartido conferencias de inauguración y/o de clausura en eventos con gran número de asistentes, aunque haya impartido clases presenciales para grupos más pequeños o más grandes sobre diversos temas, aunque haya participado en diversas mesas de debate, a veces como ponente, otras veces como moderador, o aunque imparta mis webinarios sobre transformación digital en las distintas escuelas de negocio en las que colaboro… el hecho de ir a la clase de tu hijo de 12 años a dar una charla sobre estas cosas que uno suele hablar orientando a alumnos de 6º de primaria que están a punto de salir del nido (en Andosilla no hay ESO y tienen que salir del pueblo), pues como que me hacía especial ilusión.

Pero bueno, no es culpa de nadie, cosas de los calendarios escolares, que a veces se complican más de la cuenta y hay que ajustar las agendas. Agradezco de corazón la oportunidad y aprovecho la info para publicar este post.

¿Y tú de mayor que quieres ser?

Sí, ya sé que con 12 años todavía no están las cosas asentadas en su cabeza como para tomar decisiones tan importantes como éstas, pero quién más quién menos, y a muchos los conozco bien, ya tienen desarrolladas ciertas habilidades, ciertas competencias de manera innata. Son niños y niñas de 12 años pero no son tontos, ya tienen claro lo que les gusta y lo que no, lo que es importante les guste o no, y más allá de ser futbolistas o youtubers profesionales, van escribiendo las primeras líneas de lo que algún días será su futuro.

Salvando las distancias de la edad y el entorno, éstas serían las claves para escoger una carrera exitosa:

  1. Haz una mínima investigación y luego profundiza: Date una vuelta por las ofertas en los principales portales de empleo y cursos de formación para detectar las necesidades del mercado. Entra en los foros de LinkedIn o en blogs profesionales y actualízate sobre lo que se busca.
  2. Explora tus potencialidades y personalidad: Antes de pensar en tus fortalezas y debilidades busca tus potenciales, porque allí está la clave para escoger una buena carrera y en la que te desempeñes sin arrepentimientos. Ponle nombre a tu potencial: ser resolutivo, habilidad para la abstracción, buena memoria, facilidad para vender, negociador, entre otras.
  3. Proyecta al futuro esa opción: Muchas veces las amistades o los medios de comunicación nos hacen creer que una carrera tiene futuro y a veces resulta no ser así. Al barajar tus opciones estate atento, una forma de prevenir es hacerte estas preguntas: ¿Resistirá esta carrera el cambio tecnológico? ¿De aquí a 5 años seguirá existiendo esta necesidad? ¿Me da alternativas de inserción laboral razonables? Haciéndote estas preguntas tendrás una mejor idea si la carrera que piensas estudiar tiene o no futuro.
  4. Habla con los profesionales: Cuando se es estudiante la visión tiende a estar limitada y ser muy idealista, ya que aún no se ha tenido el primer contacto con lo laboral. Por eso si tienes oportunidad habla con un profesional de la misma especialidad que te interesa estudiar.
  5. Nunca dejes de estudiar y actualizarte: La educación es uno de los sectores que más lento se modifica, pero eso no puede ser una excusa. Como profesional siempre busca actualizarte, estudiar lo nuevo en tu sector y ponerte al día con la tecnología. Ve sumando y complementando tus conocimientos, quedarse “obsoleto” es una de las pesadillas de las personas que buscan empleo, lucha para que no te pase a ti.

Sí, lo sé, son cosas que ahora mismo no tienen por qué plantearse en serio, pero cuánto antes comiencen a dar los pasos hacia lo que ellos consideran su profesión de futuro, mejor.

Y tú, ¿lo has hecho ya?

NOTA: Los que me conocéis desde mis inicios blogueriles sabéis de mi pasión por Bunbury, por lo tanto, hoy es referencia obligada esta canción:

 

Trece razones por… las que puedes estropear tu entrevista de trabajo.

Por 13 razones… es una de esas series para adolescentes que lo ha petado en Netflix. Nuevos tiempos, nuevas formas de consumo televisivo, nuevas formas de llegar a los consumidores, y por qué no, nuevas formas de captar la atención.

Y cuando hablamos de captar la atención, y esto es Con P de Personas, tu espacio del Fanzine con trucos y recomendaciones para mejorar tu curriculum vitae y entrevistas de trabajo, pues tenemos que hablar de cómo captar precisamente del responsable de Recursos Humanos que recibirá tu CV o con el que te entrevistarás para poder acceder finalmente al trabajo deseado.

Al hilo del artículo publicado Los 13 errores que te tumbarán en una entrevista de trabajo en elEconomista.es hemos querido precisamente hacer ese juego de palabras y repasar a modo de infografía esas 13 razones por las que puedes echar por tierra tus oportunidades en la entrevista de trabajo. Esas “TH1RTEEN R3ASONS WHY” que no puedes descuidar si quieres dejar buen sabor de boca a tu próximo entrevistador:

201806 13 reasons why

Artículo publicado originalmente para mi sección Con P de Personas del Fanzine de Nuestra Enfermería: Junio 2018.

Hoy nos vemos en… #ForoInnovación18

Durante los próximos días 29, 30 y 31 de mayo se celebra en Logroño (bien cerquita de casa) una nueva edición del Foro de la Innovación. Según ellos mismos dicen, el objetivo está claro: hablar de innovación. Y en concreto, de profesiones del futuro: las que ya han llegado y las que llegarán.

Hace unos cuantos años que no me dejo caer por este foro, pero este año no tenía excusa. Al menos no para la sesión matinal de este martes 29 de mayo, en la que se hablará de los Profesionales del futuro: oportunidades y amenazas.

¿Que cambios se avecinan en el mercado laboral? ¿Estamos preparados para afrontarlos? ¿Cuáles son las tecnologías con mayor impacto? ¿Cuáles son las profesiones con más futuro? ¿Dónde adquiriremos los conocimientos y habilidades necesarias?

El programa es el siguiente:

10:00 – 10:15 Inauguración

10:15 – 10:45 Conferencia: Blanca Gómez González, directora de Captación de Talento de Europa Occidental en Microsoft

10:45 – 11:40 Mesa Conversando con los protagonistas del futuro

conversando foroinnovación18

11:40 – 12:00 Pausa Networking

12:00 – 13:30 Mesa Profesionales del futuro: oportunidades y amenazas

Profesionales del futuro foroinnovacion18

Lo dicho, una magnifica oportunidad para disfrutar bien cerquita de casa de un foro de estas características, y por qué no, conocer por fin a Alicia Pomares, a la que hace años que sigo y todavía no he tenido la oportunidad.

 

A %d blogueros les gusta esto: