No eres lo que estamos buscando.

sigue buscando¿Cuántas veces has oído por nuestra parte esa temida frase? ¿Cuántas veces has tenido pesadillas con tan “trágico” momento?

“Lamentándolo mucho tenemos que informarte que no has sido seleccionad@, no continuas adelante en el proceso de selección para el puesto “X”, y es que no eres lo que estamos buscando”.

¿Pero cómo saber qué es lo que están buscando? ¿Cómo saber cuales son nuestros puntos fuertes y en qué o cómo podemos reforzar nuestra candidatura a cualquier proceso de selección?

Parece ser que una titulación, el dominio de dos o más idiomas, la movilidad geográfica, la versatilidad, el manejo de las redes sociales, tener iniciativa y estar preparado para adaptarse al cambio desde el minuto cero visten al candidato ideal que todas las empresas querrían contratar.

Pero vamos a ir desgranando punto por punto los puntos que se consideran hoy en día más beneficiosos a la hora de optar a un puesto de trabajo para ver cómo y en qué medida podemos hacer algo al respecto para aumentar nuestra empleabilidad.

Formación

Ser licenciado o diplomado es imprescindible para acceder a un puesto cualificado. Entre los más demandados en la actualidad se identifica a los ingenieros químicos e industriales, especializados en distintas áreas. Los más requeridos son el ingeniero comercial, el key account manager, los especialistas en SEO /SEM, y los perfiles expertos en business inteligence que demandan las áreas de informática y nuevas tecnologías.

Los que también presentan grandes perspectivas laborales son «los expertos en Big data, business analytics y cloud computing que tienen ante sí un universo de posibilidades con alcance global y proyección de futuro, al igual que los especialistas en márketing online».

Competencias

Es el talón de Aquiles de muchos candidatos y el aspecto en el que son más exigentes los reclutadores. Una habilidad transversal que se demanda en todos los puestos es la orientación al cliente y a los resultados. Las competencias dependen del puesto, pero se consideran tres como imprescindibles: Orientación a resultados, flexibilidad e iniciativa y autonomía en el puesto.

Idiomas

El dominio del inglés va más allá del fondo de armario, se ha convertido en un indispensable que viste cualquier proceso de selección. El revolcón de la crisis nos ha despertado en un mundo global en el que para desenvolverse tenemos casi que soñar en inglés.

También se valora un tercer idioma como el alemán, y en creciente importancia el ruso y el chino.

Movilidad geográfica

Las empresas quieren profesionales que desde el momento cero estén dispuestos a cambiar de lugar de trabajo y que no titubeen llegados el momento. Los que venden su disponibilidad para viajar «son vistos como candidatos con una mente abierta, capaces de ir allí donde les lleve su proyecto».

Tecnología

Los expertos en selección coinciden en que en puestos que no requieren específicamente habilidades tecnológicas, las compañías no suelen ser muy exigentes siempre y cuando exista una base mínima. Sin embargo, en perfiles técnicos afinan mucho más: el manejo de SAP en sus múltiples variantes, ERps, CMs y herramientas BI, Java, J2EE, Struts, Spring, Hibernate y los programas de desarrollo de aplicaciones.

Redes sociales

El número de seguidores, amigos o contactos en las redes sociales no es necesariamente una ventaja diferenciadora en un candidato, sin embargo, sí que se suele echar un vistazo a la popularidad en la red de los futuros empleados.

Experiencia

Las empresas no quieren arriesgar en la selección y buscan profesionales con experiencia demostrada en el desempeño de las funciones que demandan. De media, y en función de la responsabilidad del cargo, se valoran de tres a diez años en un puesto similar.

Otros conocimientos

Cualquier tipo de conocimiento relacionado con el área comercial, finanzas o informática será el complemento perfecto para un currículo. Esa polivalencia puede resultar muy interesante y uno de los ámbitos que completa cualquier currículo es el márketing digital.

‘Hobbies’

Y sobre todo, no desdeñes el valor que puede tener a qué dedicas tu tiempo libre. En algunos casos se convierte la guinda para ser el elegido. Los hobbies aportan equilibrio frente al trabajo. Hoy se cree que para tener buenas ideas en tu trabajo debes saber desconectar, y las aficiones te ayudan a esto. Aunque los hobbies no tiene un peso específico en la selección, si el candidato tiene hábitos saludables como correr, transmite una vida más sana y competencias como capacidad de superación y sacrificio, que son importantes para cualquier puesto de responsabilidad.

Un hobbie que dice mucho de nosotros también es el tipo de música que te gusta escuchar, nuestros clásicos por ejemplo, van cayendo tarde o temprano en la lista de pistas musicales de SobreviviRRHHé v. 2014! que vamos construyendo día a día en spotify:

Fuente: http://www.expansion.com/2014/04/04/emprendedores-empleo/mercado-laboral/1396631658.html

Anuncios

Un comentario en “No eres lo que estamos buscando.

  1. No sé si se han dado cuenta del pedazo de requisitos que estáis describiendo: diez años de experiencia (dónde se consigue eso sin trabajo?), manejar varios lenguajes de programación, hablar dos o tres lenguas, etc. Y estar dispuesto/a a mandarlo todo a la porra para irte donde te pidan. Y seguramente por cuatro perras. No, mire, ustedes lo que pretenden es perpetuar el ridículo siistema español en le que para repartir bollería se exige un máster en economía. De qué ibán a vivir si no en RR. HH. Perpetuar el sistema que ha demostrado ser fallido estos años. Perpetuemos la titulitis y pidamos cosas que no vamos a necesitar para el puesto de trabajo, ya que hay una gran demanda y podemos manejar la oferta a nuestro antojo. En el mundo normal, es decir, fuera de España, si buscan a alguien, digamos, específicamente para picar código, por lo general, lo único que le piden es que pique código. A veces ni le piden un título, y por supuesto ni que hable francés o ruso; sólo que sepa picar código. Particularmente, a mí en UK me han pedido saber manejar Photoshop e Illustrator para trabajar de artworker. That’s all. En España me han pedido, además de eso, saber programar webs (artworker para impresión), hablar otro idioma aparte del inglés (empresa estrictamente local), vehículo propio (¿para repartir bollería, tal vez?), etc. La diferencia está en que en el mercado inglés HAY MOVILIDAD. Un CV como el que sugerís es altamente técnico, no es algo que pueda facilitar la búsqueda laboral a un CV promedio pues le costaría VARIOS AÑOS alcanzarlo. No es un “tip” válido.

    Me gusta

Nos encantaría saber tu opinión sobre esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s